Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Departamento de Educación planifica cerrar  238 escuelas públicas. (GFR Media) (horizontal-x3)
El Departamento de Educación planifica cerrar 238 escuelas públicas. (GFR Media)

La delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes aprobó hoy, lunes, una resolución para investigar el posible cierre de cinco escuelas públicas en  Toa Baja, pero rechazó una enmienda a la medida presentada por integrantes de ambas minorías que proponía que la misma se extendiera a todo Puerto Rico.

A pesar que durante sus turnos varios representantes del PNP rechazaron la manera en que se ha anunciado el cierre de escuelas y la ausencia de un proceso de diálogo con la asamblea legislativa, se opusieron a la enmienda a viva voz, incluyendo al autor de la medida, Pedro Julio Santiago.  

El senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, adelantó que someterá una resolución a los fines de investigar el cierre de escuelas a través de toda la Isla.

“No pierdan la maravillosa oportunidad de ampliar esta investigación para que se investigue en los 40 distritos representativos porqué la Secretaria de Educación no ha informado los criterios utilizados”, argumentó Márquez sin éxito.

La Resolución de la Cámara 871 ordena una investigación de los parámetros utilizados por la secretaria de Educación, Julia Keleher, para ordenar el cierre de las escuelas elementales: Ernesto Juan Fonfrias, Lorencita Ramírez de Arellano, Amalia López de Vilá, Antonia Sáez y la John F. Kennedy. 

Santiago aseguró que un 65% de la matrícula estudiantil entre estos cinco planteles son de educación especial. “Cuando no nos explican, cuando las determinaciones son unilaterales,  ahí es que viene el choque con las comunidades, con  los legisladores. Queremos contribuir con una transformación en nuestra educación, pero necesitamos que nos abran ese libro”, sostuvo Santiago.

El pasado 5 de abril, Keleher anunció el cierre de 238 escuelas públicas como parte de la reforma al sistema educativo que tiene en agenda la administración  de Ricardo Rosselló. Desde entonces, comunidades, padres, maestros y alcaldes se han opuesto tenazmente a la medida por entender que no ha tomado en consideración elementos esenciales y que irá en contra del acceso a la educación de los menores.

El representante del Partido Popular Democrático (PPD),  Carlos Bianchi Angleró, fue uno de los que presentó la enmienda que fue rechazada por la mayoría. “No tendría problemas en votar  favor de la medida, pero el compañero no nos da la oportunidad de votar a favor de esta resolución”, dijo.

Gabriel Rodríguez Aguiló, portavoz de la mayoría PNP, lo alentó a radicar una medida que haga extensiva la investigación, asegurándole que le darían el trámite correspondiente. “que no cojan pon, cada uno que radique una medida que atienda a su distrito”, expresó.

El representante del  PNP, Luis Pérez Ortiz,  tronó contra su administración. “Llegamos aquí tratando de vender unas cosas y estamos haciendo otras. Estamos conscientes de que ha habido una merma en la matricula, pero hay que ser transparente, hay que decirle la verdad a los padres, a los estudiantes. Si el pueblo es bueno para venderle un plan, para hacerle una promesa, debe ser invitado a participar de unas decisiones. Hay que escuchar. No se puede gobernar a puertas cerradas”, advirtió el legislador.


💬Ver 0 comentarios