Vista de la entrada del Negociado de Ciencias Forenses. (GFR Media)

La Cámara de Representantes aprobó en su sesión legislativa de hoy una nueva investigación sobre las operaciones del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

La primera, como esta propuesta, fue realizada por el representante penepé Juan Oscar Morales, en calidad de presidente de la Comisión de Salud. La resolución más reciente, la Resolución de la Cámara 1504, también de Morales, busca investigar las razones por la cual se continúa el cúmulo de cadáveres en el NCF y por qué algunos son entregados a cuatro y cinco semanas de llegar a la instalación.

Morales asumió un turno durante el debate en el hemiciclo y relató cómo continúa recibiendo llamadas de familiares de occisos que han tenido que esperar de cuatro a cinco semanas para recibir los cadáveres.

“Esto es inaceptable por demás. Estamos causándole un dolor a la familia tanto en el momento del incidente y luego tienen que esperar cinco semanas para revivir un momento tan triste y angustioso”, dijo Morales, quien relató también las vicisitudes que enfrenta los empleados en el NCF por falta de equipo lo que les obliga, por falta de grúas, a mover los cadáveres colocándolos sobre sus hombros.

Morales indicó que el NCF sólo cuenta con un vehículo para trabajar escenas con cadáveres y recordó cómo el NCF mantuvo detenidos sin marbete y sin tablilla por varios meses cuatro vehículos especializados, comprados a un costo de más de $2 millones y entregados a la dependencia entre mayo y junio. Esta situación le costó ayer el trabajo a la comisionada del NCF, Beatriz Zayas.

“Están equipadas completamente. Se anunció que íbamos a tener esa herramienta y confiamos que el NCF iba a cumplir con su trabajo. Fueron entregados (los vehículos) entre mayo y julio”, dijo Morales.

“No tenemos choferes autorizados para guiar esos vehículos. Le solicité a la gobernadora (Wanda Vázquez) la destitución de estos funcionarios, enviaron a más de 15 empleados a tomar la licencia de conducir para manejar los vehículos y la categoría que sacaron fue la errónea”, dijo.

“Ni de eso fueron capaces”, insistió.

En entrevista con El Nuevo Día, Morales, indicó que todavía espera por el resultado del referido que hiciera a Justicia en octubre del año pasado y que fue el resultado de la primera investigación que realizara sobre las operaciones del NCF bajo la Resolución de la Cámara 506.

Entre otras cosas, se notificó a Justicia sobre cómo los excomisionados interinos Mónica Menéndez y Carlos Chávez tomaron medidas disciplinarias contra el empleado Edgardo Vera López, quien recibió una carta de suspensión con intención de despido por colaborar en la investigación cameral. Luego se tomaron medidas para remendar fallos en la investigación administrativa contra el empleado para justificar su despido.

Morales también refirió a Justicia a la exdirectora de recursos humanos, Brenda Fortis por el mal manejo del caso de Vera López. Los otros hallazgos del informe se centran en el mal manejo de cadáveres y su acumulación en vagones, la ausencia de un protocolo para la limpieza de los vagones y en que “no fue cierto”, contario a lo que dijo Menéndez en una vista pública, que una limpieza realizada a estos previo a una vista ocular fue para levantar material genético

También se denunció que Menéndez se ausentó por condiciones de salud, cobrando y sin presentar excusa médica.

Morales compartió con El Nuevo Día una carta que enviara el 26 de agosto a la jefa de fiscales Olga Castellón en que le recuerda el resultado de la pesquisa y el referido de cuatro personas: Menéndez, Fortis, Chávez y Héctor Figueroa Ramos.

Figueroa Ramos fue referido a Justicia por darle instrucciones específicas a David Betancourt, supervisor de Vera López, para que completara la investigación administrativa tras surgir en una vista pública de la Cámara que no se había hecho correctamente.

Luego de citar todas las leyes aplicables a los resultados de la pesquisa, Morales le indica que, como presidente la Comisión de Salud, quiere conocer el estatus de dicho referido.

Morales indicó que no ha recibido respuesta de Justicia, aunque minimizó ese hecho.

“Acuérdate que las investigaciones llevan un procedimiento. No quiero que se haga a la ligera y lo importante es que se haga”, dijo.

Justicia nunca contestó una petición de El Nuevo Día sobre este referido y en el pasado se ha negado a revelar el avance de la pesquisa.


💬Ver 0 comentarios