La industria de la leche en el 2016 vendía sobre 240 millones de cuartillos anualmente. (GFR Media) (semisquare-x3)
La industria de la leche en el 2016 vendía sobre 240 millones de cuartillos anualmente. (GFR Media)

El representante y presidente de la Comisión cameral de Recursos Naturales y Agricultura, Joel Franqui Atiles, presentó dos medidas para investigar el estado de la industria lechera, con particular énfasis en denuncias sobre la distribución de leche fresca y sobre la nueva fórmula establecida para pagar a los ganaderos.

La Resolución de la Cámara 1379 ordena investigar sobre la disminución en la distribución de la leche fresca en los comercios alrededor de la isla y la situación con la manufactura de productos derivados de la leche, tales como el queso, entre otros, se informó este jueves.

"Ha surgido un problema muy serio relacionado a la distribución de leche fresca alrededor de la isla. Son muchos los comerciantes que han alzado su voz para denunciar que no están recibiendo oportunamente el producto en sus negocios de venta, que los distribuidores independientes han disminuido los días de repartir el producto", indicó Franqui Atiles en un comunicado.

Según reseña la medida, los datos más recientes de la Asociación de Agricultores indican que la venta y consumo de leche fresca en Puerto Rico ha caído entre un 20% a 22% si se compara con el año 2016.

Añade, que de mantenerse estos números, las pérdidas en el sector podrían ascender a $32 millones al finalizar el año.

El representante expresó que los productores de queso han denunciado que a pesar de que la demanda por sus productos ha aumentado significativamente, continúan recibiendo un trato desigual a la hora de obtener la materia prima para sus productos.

Por otro lado, la Resolución Conjunta de la Cámara 495 ordena al Administrador de la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL), que revierta su determinación de utilizar una nueva fórmula para el pago que reciben los ganaderos por la producción de leche hasta que se realice un estudio que establezca la necesidad de implementar esa nueva fórmula.

"Diversos sectores de ganaderos han expresado su oposición a la nueva fórmula porque alegan están recibiendo un pago considerablemente menor por cada litro de leche. Además, declaran que no se efectuaron vistas públicas en la ORIL previo a que se implementara la misma, por lo que piden se revierta al método que se utilizaba, antes del huracán María", explicó Franqui Atiles.

"La industria lechera está altamente regulada. Esta realidad obliga al Estado tomar las medidas necesarias para asegurar el bienestar general de todos sus componentes. A tales efectos, este Cuerpo Legislativo considera meritorio investigar a fondo estos asuntos", concluyó el legislador.


💬Ver 0 comentarios