González indicó que abogó por que Puerto Rico tenga acceso al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria. (GFR Media) (semisquare-x3)
González indicó que abogó por que Puerto Rico tenga acceso al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria. (GFR Media)

Washington- La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, confirmó hoy, viernes, que conversó esta semana con el director interino de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OMB, en inglés), Russ Vought, sobre la asignación de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria que siguen pendientes en el Congreso.

En un comunicado de prensa, la comisionada González sostuvo que también dialogó con Vought sobre el precipicio fiscal al que se enfrenta Puerto Rico en los fondos de Medicaid, los posibles recortes en fondos previamente asignados a instalaciones militares en la isla, y posibilidades para mejorar el acceso a los fondos destinados a mitigar los daños causados por el huracán María.

La reunión con Vought tuvo lugar ayer, jueves, luego de que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, molesto con los esfuerzos del presidente Donald Trump para limitar el acceso de Puerto Rico a nuevos fondos para suavizar las consecuencias del huracán María, dijera, en referencia al inquilino de la Casa Blanca, que “si el ‘bully’ (abusador) se acerca, le pegaré un puñetazo en la boca”.

La extraordinaria hipérbole -expresada en una entrevista con la cadena CNN antes de llegar a una conferencia de prensa en la que se presentó un nuevo proyecto proestadidad- tuvo lugar en momentos en que el gobernador insiste en conseguir una reunión con Trump sobre los tropiezos a los que se enfrenta la recuperación de la isla tras el huracán María.

En su comunicado, la comisionada indicó que abogó por que Puerto Rico tenga acceso al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), que le proveería a la isla acceso igual a los estados con respecto a la ayuda alimentaria.

También dijo que preguntó sobre la evaluación que hace la Casa Blanca para utilizar asignaciones hechas a instalaciones militares, incluidas algunas en Puerto Rico, para financiar partes del muro en la frontera que el presidente Trump quiere construir.

La comisionada González sostuvo que el director interino de OMB le indicó que no hay una decisión final sobre ese asunto.

La mayor parte de los fondos de proyectos de construcción militar que pueden aún ser desviados por el presidente Trump para el muro en la frontera con México han estado previstos para Puerto Rico, según un análisis reciente del diario The Washington Post.

Un total de 10 proyectos de construcción militar en Puerto Rico – valorados en $403 millones-, como mejoras a la escuela de la base Ramey, están en la mira del gobierno de Trump.

El Pentágono divulgó recientemente un listado de $12,900 millones en proyectos de construcción pendientes que no han sido aún contratados, que en teoría les coloca en el grupo que está en peligro de que sus fondos sean utilizados para financiar el muro.

Al descontarse los proyectos de construcción de viviendas militares – los cuales el Pentágono ha descartado afectar- el total de iniciativas baja a $4,350 millones. De esos, el gobierno de Trump puede desviar $3,600 millones.

Los $403 millones en proyectos de construcción para instalaciones militares en Puerto Rico incluyen fondos asignados para mejoras a la escuela de la antigua base Ramey, trabajos de construcción en el Fuerte Buchanan y en el campamento Santiago de la Guardia Nacional.

“Se trata de fondos que habíamos conseguido en el pasado Congreso y que ya se habían anunciado públicamente, ya que cumplen una función de fortalecer la seguridad nacional en la frontera sureste de los Estados Unidos”, indico´ la comisionada.


💬Ver 0 comentarios