Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
(GFR Media)

Washington - Cuatro de los siete miembros de la Comisión de Igualdad sesionan esta semana en Washington, con la idea de continuar su campaña a favor de que Puerto Rico se convierta en el estado 51 de Estados Unidos.

El ex gobernador Pedro Rosselló, la delegada republicana Zoraida Fonalledas, el presidente del Partido Demócrata de Estados Unidos en Puerto Rico, Charlie Rodríguez, y el activista republicano Alfonso Aguilar tuvieron ayer su reunión formal del mes en la sede de la Administración de Asuntos Federales dePuerto Rico (Prfaa). También tendrían reuniones en el Congreso.

Junto al ex secretario de Justicia de Puerto Rico, José Fuentes Agostini, Fonalledas y Aguilar participaron ayer de una conferencia de prensa del congresista republicano Robert Goodlatte (Virginia), presidente del Comité de lo Jurídico de la Cámara baja federal, en apoyo a un proyecto que persigue normalizar la vida de los indocumentados que llegaron a Estados Unidos de la mano de sus padres, pero a la misma vez busca comenzar a financiar el muro en la frontera con México,  eliminar la lotería de visas, el programa de reconciliación familiar y castiga a las llamadas ‘ciudades santuarios’.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien se reunirá esta tarde con miembros de la Comisión de Igualdad, respalda esa legislación.

Goodlatte, quien se retira al terminar este Congreso, advirtió durante la conferencia de prensa que no habían discutido de forma alguna la propuesta de estadidad. 

“No hablamos de ese tema”, confirmó Aguilar, quien fue el encargado de reunir en la conferencia de prensa de Goodlatte, a latinos que consideraron un paso de avance la legislación del presidente del Comité de lo Jurídico, que tiene como coautor al republicano boricua, Raúl Labrador (Idaho).

Tres de los seis hispanos que participaron de la conferencia de prensa de Goodlatte eran los boricuas Aguilar – quien también tiene origen costarricense-, Fonalledas y Fuentes Agostini.

De los encuentros de la Comisión de Igualdad no participan esta semana los exgobernadores Luis Fortuño y Carlos Romero Barceló, ni el miembro del salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas, Iván Rodríguez, quien también se ausentó de las reuniones de enero en el Congreso del grupo pro estadidad.

Rodríguez estuvo en la reunión de febrero de la organización, que tuvo lugar en San Juan.

El exbeisbolista no firmó -como tampoco lo hiciera Romero Barceló, quien dijo al comité que prefería enviar su propia misiva-, una carta en reclamo de apoyo a la estadidad que cinco de los miembros de la Comisión enviaron al Congreso el pasado 6 de marzo con ocasión del 101 aniversario de la ley Jones de 1917 por la cual el Congreso decidió que los nacidos en Puerto Rico son ciudadanos estadounidenses.

La comisionada González dijo que puede presentar la semana próxima su nueva legislación pro estadidad, que buscaría proponer la admisión de Puerto Rico como estado 51 y dar seguimiento al plebiscito de hace nueve meses.

En la consulta local del 11 de junio de 2017,  la estadidad obtuvo el 97% de los votos, en medio de un boicot de los partidos de oposición y con una tasa de participación de solo 23%.

“Una legislación siempre es útil. Pero, puedes adelantar el trabajo de la agenda de derechos civiles sin legislación”, dijo Aguilar, quien es presidente de la Alianza Latina Conservadora (Latino Partnership for Conservative Principles), así como fue director de la Oficina de Ciudadanía bajo el gobierno de George W. Bush y director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) durante una de las administraciones de Pedro Rosselló.

Por otro lado, Aguilar y Rodríguez indicaron que se reunieron ayer con líderes de la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP), organización que en 2017 aprobó una resolución a favor de la estadidad.

La resolución, ratificada en octubre pasado por la Junta de Directores de NAACP, destaca la situación política de Puerto Rico como un "problema de derechos civiles, ya que la mayoría de las personas han dicho que quieren los derechos básicos de votación y ciudadanía que vienen con la estadidad".

Recientemente, el senador republicano Marco Rubio (Florida) indicó a El Nuevo Día que aunque apoya la estadidad, la propuesta no tiene votos suficientes para ser aprobada en el Senado estadounidense. Rubio ha indicado que en este momento su atención se centra en lograr fondos para la recuperación de Puerto Rico, tras el huracán María.

Hace unos días, Fonalledas cenó con el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), y su esposa, la secretaria de Transportación de Estados Unidos, Elaine Chao, para hablarles de la estadidad y la recuperación de la isla.

Un portavoz de McConnell prefirió no hacer comentarios sobre la propuesta de estadidad.


💬Ver 0 comentarios