Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Mariana Nogales, presidenta del PPT, reconoció la urgencia de transformación que requiere la corporación, pero insistió en que la solución no está en colocar en manos privadas la AEE. (semisquare-x3)
Mariana Nogales, presidenta del PPT, reconoció la urgencia de transformación que requiere la corporación, pero insistió en que la solución no está en colocar en manos privadas la AEE. (Alex Figueroa Cancel)

Representantes del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) y el Partido del Pueblo Trabajador (PPT) denunciaron hoy, lunes, que la aparente percepción ciudadana a favor de la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) está basada en “falsas” premisas gubernamentales en las que le garantizan al pueblo un servicio más económico y eficiente.

El grupo, no obstante, destacó que esa reducción en la factura no está garantizada y advirtieron que algunas áreas de difícil acceso y que no resulten costo efectivas para las futuras proveedoras del servicio eléctrico, podrían quedar sin conexión. 

“Muchos sectores de Puerto Rico podría quedar desprovisto de servicio. A diferencia de los servicios gubernamentales y las corporaciones públicas, donde el fin es dar el servicio cueste lo que cueste, estas compañías privadas realizarán un análisis de costo efectividad, si es suficiente y genera ganancias, dan el servicio, y si no es suficiente, se va”, señaló Mariana Nogales, presidenta del PPT. 

La excandidata a comisionada residente en Washington reconoció la urgencia de transformación que requiere la corporación, pero insistió en que la solución no está en colocar en manos privadas la AEE. Dijo que un primer paso sería incrementar la representación ciudadana en los cuerpos directivos de la entidad.

“Para garantizar que la administración sea una sana y haya mayor transparencia”, comentó. 

“Que le quede claro a la gente que la privatización, primero, no le va a dar derecho a escoger cuál es su proveedor de electricidad, eso es una falacia. Segundo, va a implicar el aumento en las tarifas, sin duda, un aumento que si no da los márgenes de ganancias va a seguir aumentando anualmente”, señaló.

Mikael Rosa Rosa, miembro del Comité Ejecutivo del MINH, indicó que la privatización o “el abandono de instituciones construidas con el dinero del pueblo, no es un libreto nuevo”. “En el mundo entero las privatizaciones no han sido las salidas…reconocemos que hay unas deficiencias, pero hablar de la privatización como la varita mágica, le falta”, planteó

Destacó que la corporación debe enfocarse, entre otras cosas, por recobrar el dinero que le adeudan y exigir la rendición de cuentas de las personas responsables de la crisis que enfrenta la corporación. 

María de Lourdes Guzmán, presidenta de MINH, señaló que la percepción ciudadana a favor de la privatización está, además, cimentada en la crisis energética que atraviesa el país donde, a cuatro meses del paso del huracán María, aun miles de familias siguen sin luz.

“Ante el reclamo y la desesperanza de nuestro pueblo lo único que se le ocurre al Gobernador (Ricardo Rosselló Nevares) para desviar la atención del mal manejo de la crisis es decirle a la gente que se va a privatizar y en cierta medida lo ha logrado…se está aprovechando el sufrimiento de nuestra gente para capitalizar sobre eso (la privatización) que es un proyecto que han venido acariciando tanto el Partido Popular Democrático (PPD) como el Partido Nuevo Progresista (PNP)”, expresó. 

Los tres coincidieron en que la mejor arma para combatir la propuesta de la privatización está en la educación al pueblo, en establecer los foros pertinentes donde se discuta la propuesta y se aclaren dudas.   

“Queremos crear conciencie en la gente de que esta privatización es una trampa y de que los pretextos que se están dando, las razones que se están dando para privatizarla son los engaños a los que ya nos han sometido previamente con los otros servicios esenciales que fueron privatizados”, puntualizó Guzmán.

En cuanto al plan fiscal sometido por el Gobierno, cuestionaron “las políticas de austeridad” incluidas en el documento, como el cierre de escuelas, el traslado de reos a los Estados Unidos y el recorte presupuestario a la Universidad de Puerto Rico (UPR).

“Entre el 2018 y el 2022, Puerto Rico tendrá menos escuelas públicas forzando a padres a buscar opciones en colegios privados para cubrir la educación de sus hijos”, enfatizó Rosa Rosa.


💬Ver 0 comentarios