(semisquare-x3)
(GFR Media)

La regulación de las máquinas tragamonedas formará parte del proyecto de reforma contributiva, confirmó esta tarde el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) Antonio "Tony" Soto, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes.

El estimado de recaudos de estas máquinas, que ronda entre $160 millones y $180 millones, se distribuirá en $44 millones para el Fondo General y el resto para el Centro de Recaudaciones de Impuestos Municipales (CRIM) y un fondo especial para pensiones de policías, dijo Soto a El Nuevo Día. 

Aclaró que ese fondo es para "garantizar" las pensiones, no aumentarlas.

"La reforma está ‘ready’", aseguró.

El Nuevo Día supo que el contenido de la reforma contributiva o nuevo modelo contributivo será discutido entre lunes y miércoles en el caucus de la mayoría. Se desconoce si su contenido será compartido con las minorías.

El proyecto bajaría a votación el jueves. Sin embargo, Soto no quiso confirmar este calendario de evaluación de la medida. 

Soto dijo que el lenguaje de la reforma contributiva lo conoce la Junta de Supervisión Fiscal hace dos semanas. 

"Hemos dialogado con la junta el 90% al 95% de los cambios", dijo Soto al explica que el resto de los cambios son "mínimos".

"El modelo está cuadrao’ al 100%", agregó al asegurar que los cambios también han sido discutidos con el Senado.


💬Ver 0 comentarios