(semisquare-x3)
Torres despachó las críticas de quienes han señalado que, al dar foro a los aspirantes a la gobernación, se abriría la puerta para la contienda electoral, a más de un año para las elecciones. (GFR Media)

Tras intensos debates públicos sobre la viabilidad de una asamblea general, el fallecimiento del presidente Héctor Ferrer Ríos y divisiones internas, el Partido Popular Democrático (PPD) se sumerge -a partir de hoy- en la celebración de su convención, que concluirá con la elección de su nuevo cuerpo regente.

Ante ese panorama, el presidente electo del PPD, el senador Aníbal José Torres, busca que la convención encarrile al partido en una sola dirección: la unidad.

“La expectativa mayor es lograr que la base de nuestro partido, que en este caso son los delegados que van a la asamblea, pueda entender los retos que tenemos de cara al futuro y que podamos definir cuáles son los próximos pasos a seguir como institución”, manifestó ayer Torres en entrevista con El Nuevo Día.

“El reto mayor que tenemos los populares es lograr la unidad de propósitos en el partido, y hacia eso iremos dirigidos. La expectativa que tengo es que pueda salir un partido más unido a raíz de la convención y la asamblea de delegados el domingo”, añadió.

Torres, quien será ratificado el domingo como presidente de la colectividad, será el primer orador el sábado. Discutirá la encomienda que le dio Ferrer Ríos para que analice cuál debe ser el rumbo del PPD.

Aunque esa faena todavía está en desarrollo, Torres dijo que “hablaría” de un borrador. “Lo que les voy a decir es lo que necesita el Partido Popular para ser una opción de futuro. Por ejemplo, el partido no ha establecido cuál es su visión, misión ni principios programáticos. Pues, eso yo lo voy a presentar más adelante”, dijo.

Rechazó que que el PPD sea inviable como opción política para los comicios del 2020, aunque reconoció que hay populares que piensan así.

“Por eso es que estamos haciendo el ejercicio de introspección y de transformación del Partido Popular. Eso es reconocer que hemos fallado. (Pero) es totalmente viable. El partido, como institución, es totalmente viable haciendo los ajustes necesarios para (ser) opción de futuro”, puntualizó.

Igualmente, descartó que la frustración que permea entre algunos militantes populares provoque una baja asistencia en la asamblea, como sucedió en 2016, durante el pasado cónclave, en el coliseo Guillermo Angulo de Carolina.

“No va a pasar, y vamos a ser testigos de eso. No hay un popular que se sienta incómodo con la asamblea del domingo. Que hubo discusión, que muchos preferían otras posiciones, pues sí”, reconoció.

El PPD se reunirá en un hotel de Río Grande, donde comenzaron sus convenciones. El sábado, habrá talleres y un conversatorio con las cinco figuras que, hasta el momento, han manifestado interés en aspirar a la gobernación.

El domingo, previo a la asamblea general, también se les dará la oportunidad de expresarse a los cinco aspirantes, anticipó Torres, quien recordó que la convención será dedicada a Ferrer Ríos, y asistirán algunos miembros de su familia.

El líder entrante del PPD despachó las críticas de quienes han señalado que, al darles foro en la convención a los aspirantes a la gobernación, se abriría la puerta para la contienda electoral, aunque falta más de un año para las elecciones generales.

“Yo no soy ingenuo”, comentó.

“Muchos de los que están diciendo eso son los que hace dos meses decían que tenían secuestrado el partido y que no les permitían hablar a los que expresaban su intención”, afirmó.

Recordó que esos aspirantes ya estaban haciendo campaña y él prefiere que se presenten “de frente” a los populares y no de manera “clandestina”.

Dejó claro que no favorece que se utilice un mecanismo alterno a las primarias para escoger el candidato a la gobernación antes del 2020.

Asimismo, rechazó los comentarios al interior del PPD sobre una supuesta campaña de populares conservadores para provocar que los delegados voten en bloque para sacar del liderato a soberanistas, como el representante Luis Vega Ramos y el senador Cirilo Tirado.

“No favorezco que aquí se saque a nadie del Partido Popular. Tengo compañeros soberanistas que aman el partido como lo aman compañeros autonomistas de derecha y como lo aman populares de centro. Aspiro a que este vuelva a ser el partido donde se recojan todas esas fuerzas porque las necesitamos a todas. Yo no vengo aquí a mandar a callar a nadie, a sacar a nadie. Vengo a unir todas esas voluntades”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios