Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El presidente de la Comisión de Educación del Senado busca que más legisladores voten por la reforma educativa

El presidente de la Comisión senatorial de Educación y Reforma Universitaria, Abel Nazario, anunció hoy que trabajará en la radicación de un proyecto alterno para atender exclusivamente el tema de vales educativos, incluido actualmente en la propuesta de la administración de Ricardo Rosselló para transformar el sistema de enseñanza público. 

Nazario explicó que ya consultó la enmienda con el gobernador y que esta fue acogida. “Lo que estamos sugiriendo es crear un nuevo proyecto de ley con todas las garras necesarias. Ya lo conversamos con el señor gobernador por teléfono…vamos a hacer un proyecto de vales educativos como lo quiere el gobernador, fortalecido, estableciendo cuáles son las pautas y vamos a referirnos mucho a los aspectos constitucionales”, explicó el senador.

Las expresiones de Nazario se dieron durante una vista de la Comisión senatorial de Educación y Reforma Universitaria que contó con la participación de la secretaria del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez; el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Darrel Hillman; y los rectores o representantes de los 11 recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR). 

La intención, dijo Nazario, es aprobar ambas medidas el mismo día. “Eso es para permitir que los que creen en todos los demás conceptos, pero no creen en los vales educativos, puedan votar a favor de la reforma, porque lo que queremos es que más legisladores voten a favor de la reforma que es complementaria y pública y que la parte que es del sector privado, que son los vales, lo aclaremos”, señaló el exalcalde de Yauco.

Los vales constituyen un tipo de beca otorgada a aquellos estudiantes del sistema público que deciden continuar sus estudios en escuelas privadas.

Además de las preocupaciones sobre la inconstitucionalidad que se le atribuye a la otorgación de los vales educativos, según jurisprudencia existente, a Nazario le interesa definir cuidadosamente los parámetros bajo los cuales se otorgará el beneficio, incluyendo el tope -actualmente estipulado en $6,400- y la cantidad de vales a concederse anualmente. Igualmente, quiere trabajar con grupos específicos que podrían beneficiarse de la propuesta, como los niños dotados, con educación especial y aquellos que han fracasado.

“Los vales pueden ser una gran herramienta para estos tres sectores. No quiero trancarme y quiero darles la oportunidad a los compañeros senadores que han traído ideas muy buenas, a los propios líderes magisteriales”, expresó al recalcar que la medida se trabajaría en conjunto con la Cámara y el Ejecutivo.

La secretaria de Justicia, por su parte, favoreció la otorgación de los vales educativos, iniciativa que intentó imponer el exgobernador Pedro Rosselló, pero fue declarada inconstitucional en 1994 por violentar la cláusula de sostenimiento de la Constitución de Puerto Rico.

Aseguró, sin embargo, que la iniciativa de esta administración es constitucional, siempre y cuando cumpla con tres criterios específicos, siendo estos que la ley no apoye o esté asociada a alguna religión o creencia, que no inhiba ni favorezca a una religión en particular y que no haya un sobre envolvimiento del Estado en esas escuelas privadas que reciban a los estudiantes seleccionados.

La Sección 5, Artículo II dice que “no se utilizará propiedad ni fondos públicos para el sostenimiento de escuelas o instituciones educativas que no sean las del Estado. Nada de lo contenido en esta disposición impedirá que el Estado pueda prestar a cualquier niño servicios no educativos establecidos por la ley para protección o bienestar de la niñez”, explicó la funcionaria.

Tanto Nazario como Vázquez argumentaron que la legislación radicada el Ejecutivo establece que el vale está dirigida al estudiante y no a sostener el sistema académico privado. “Somos de la opinión que lo que los propulsores de nuestra Constitución quisieron prohibir fue la ayuda directa a las escuelas privadas…entendemos que no está prohibido y no significa sostenimiento, el hecho de que el Estado otorgue becas y vales a estudiantes para que tengan la opción de seleccionar escuelas privadas, siempre y cuando esas ayudas no vayan dirigidas a sustituir el sistema público de educación”, puntualizó Vázquez en su ponencia.

“De igual forma, el proyecto que nos ocupa constituye una propuesta de carácter neutral, no se está adelantando o favoreciendo a través del mismo un sistema de enseñanza religiosa”, agregó.


💬Ver 0 comentarios