(horizontal-x3)
La sede del PPD, en Puerta de Tierra, será el escenario de las reuniones de la Conferencia Legislativa y de la Junta de Gobierno el lunes. (GFR Media)

Horas antes de que el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, rinda cuentas el lunes ante la Junta de Gobierno de la colectividad, hará lo propio con los 16 legisladores de la minoría popular.

De ese grupo, seis pertenecen al cuerpo regente del PPD.

El representante Rafael “Tatito” Hernández, portavoz popular en la Cámara, precisó ayer que, a principios de la semana, se le solicitó a Ferrer que reuniera la Conferencia Legislativa para discutir los señalamientos públicos sobre el trabajo que realizó para DCI Group.

“Se le solicitó, y él (Ferrer) lo incluyó en su agenda”, explicó Hernández en entrevista telefónica.

La Conferencia Legislativa será el lunes, a las 9:00 a.m., en la sede del PPD, en Puerta Tierra. El cónclave coincide con el inicio de la sesión legislativa. La reunión de la Junta de Gobierno está pautada para las 6:00 p.m., en el mismo lugar.

Hernández recalcó que el único tema que se discutirá serán los trabajos de “asuntos legales” que hiciera Ferrer para la empresa de relaciones públicas y cabildeo DCI Group. La firma cabildeó a favor de bonistas del gobierno de Puerto Rico, y llevó a cabo, en Estados Unidos, una campaña en contra de la administración del exgobernador Alejandro García Padilla, quien tomó la decisión de no pagar la deuda.

El exsenador Roberto Prats, quien es miembro de la Junta de Gobierno del PPD, cabildero, y ausculta aspirar a la gobernación en el 2020, también realizó trabajos para DCI Group. Tanto Prats como Ferrer han dicho que la gestión con esa firma se limitó a “memorandos legales”. Ambos han negado haber estado vinculados a las negociaciones con bonistas.

Prats asistiría

Ferrer dejó la puerta abierta para invitar a Prats a la reunión de la Conferencia Legislativa.

“No me han pedido que Roberto esté, pero si lo piden, yo hablaré con él. Pero no han pedido que esté”, reiteró a preguntas de El Nuevo Día.

Prats confirmó que no lo han citado. “Pero si me quieren allí, allí estaré”, afirmó.

El representante Luis Raúl Torres dijo que la reunión de los legisladores fue solicitada por su correligionaria Lydia Méndez.

“Yo la apoyé porque nosotros somos legisladores activos, y somos los que damos cara en la fiscalización y en la defensa de las posturas del PPD, y entendemos que es justo y razonable que también nosotros sepamos la explicación directamente de las personas protagonistas de esta controversia pública”, indicó el legislador.

“Se ha identificado a DCI como cabilderos de bonistas buitres en términos de la deuda pública, y la postura del Partido Popular es una consistente y aprobada por los organismos regentes de que la deuda debe ser, en primer lugar, auditada para determinar qué parte es legítima, se puede pagar y cuál se debe impugnar”, agregó.

Torres recalcó, además, que el PPD ha establecido que la deuda es impagable. “Y no podemos, ningún miembro del PPD debería defender las posturas exclusivas de grupos de bonistas, y eso se debe aclarar”, enfatizó.

Hernández, entretanto, rechazó que la reunión de la Conferencia Legislativa pretenda amarrar a los legisladores de cara al encuentro que sostendrá la Junta de Gobierno.

“Son dos (reuniones) diferentes. La Conferencia Legislativa no tienen ningún tipo de influencia en la Junta de Gobierno más allá de sus miembros”, subrayó.

Precisó que, además de él, pertenecen al organismo rector del PPD los senadores Eduardo Bhatia y Rossana López, y los representantes Brenda López de Arrarás, Ramón Luis Cruz y Luis Vega Ramos.

Ferrer igualmente descartó que la reunión con los legisladores sirva para suavizar el camino previo a la reunión con el cuerpo regente de la Pava.

Enfatizó que él no solicitó reunirse con los legisladores para discutir la controversia con DCI. “Estoy concediendo la Conferencia Legislativa, y yo no llevo ninguna agenda. La agenda la llevan ellos”, apuntó.

Sobre la reunión con los miembros de la Junta de Gobierno, dijo: “Voy con mi frente en alto y con la conciencia limpia, como siempre lo he hecho”.

Anticipó que se discutirán otros temas ajenos a la controversia con DCI, “y luego entraremos a la polémica”.

Ayer, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, quien es miembro de la Junta de Gobierno, dijo a través de las redes sociales que se debía dar una discusión “sosegada y franca”. “La agenda del país tiene que ir por encima de los intereses y las ambiciones personales”, afirmó.

Mientras, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, quien ha sido uno de los más vocales al exigir respuestas tanto a Ferrer como a Prats, indicó ayer a este diario que no teme que su reclamo público lo salpique por las ejecutorias que ha tenido como cabildero desde que no ocupa un cargo electivo. “De ninguna forma. Yo me he negado a representar bonistas”, expresó.

“¿Alguien cree que esto, lo de DCI, no hubiese salido en el 2020? Si tú estás haciendo negocio con el enemigo, tú sabes que en algún momento va a salir. Si el partido -como institución- no ve ningún problema en esa relación de dos importantes líderes con DCI, en el momento en que se dio, bueno, pues el partido se está definiendo de una forma. Ese no es el partido en el que yo me formé. Eso es otra cosa”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios