Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, anunció hoy que ambientalistas y agricultores lograron un consenso en torno al proyecto de ley que crea el Bosque Modelo de Puerto Rico y dijo que la medida sería aprobada en ambos cuerpos este jueves.

“Ya logramos un consenso. Es un tema en que el que había una gran disputa entre un grupo de personas que son agricultores y un grupo de personas ambientalistas, de recursos naturales”, sostuvo el líder legislativo.

“Ya hay un lenguaje común en el que ambos estamos de acuerdo y es una iniciativa ambiental. Es un logro grande para el grupo de ambientalistas (Casa Pueblo) que han estado luchando por el bosque modelo durante muchos años. Finalmente logramos el consenso que necesitábamos para aprobarlo”, sostuvo Bhatia al salir de la reunión que sostiene todos los lunes el liderato legislativo con el gobernador Alejandro García Padilla, en La Fortaleza.

La medida se encontraba detenida en un comité de conferencia porque el pasado mes de junio, el Senado aprobó la versión de la Cámara, pero con enmiendas.

Entre las enmiendas principales que le hizo el Senado al proyecto que aprobó la Cámara está la restitución de la figura de la corporación pública que contenía el proyecto original como parte de la estructura de gobernanza del Bosque. Asigna, además, un millón de dólares para su operación.

También se dispuso que el proyecto no excluye ni prohíbe las prácticas tradicionales de la agricultura.

La versión senatorial aclaró también el lenguaje de sustentabilidad, corrigió aspectos de la descripción física del Bosque Modelo y atemperó las definiciones de agricultura, agricultura orgánica y agricultura sustentable con lo establecido en el “Plan de Reorganización del Departamento de Agricultura de 2010”.

Además, agregó la principal enmienda que sugirió el Departamento de Agricultura a la medida de la Cámara y que establece que “esta ley de ninguna forma se interpretará como una restricción, prohibición y limitación de prácticas agrícolas específicas y excluyentes una de otras”.

Dispuso también esa enmienda que “en ninguna forma se obliga a modificar las prácticas agrícolas existentes y futuras, siempre y cuando estas sean cónsonas con las leyes y reglamentos estatales y federales aplicables”.

El proyecto define el Bosque Modelo como “la propuesta de gestión que se centra en las personas trabajando en alianzas, con una visión común de desarrollo sustentable, en un territorio extenso, donde coexisten distintos usos, actividades y valores de tierra y donde el ecosistema federal juega un papel importante, pero en armonía y tomando en consideración los demás desarrollos ya existentes, como por ejemplo, los de uso residencial, comercial, industrial, agrícola y turístico, entre otros”.

La medida establece un plan de conservación y desarrollo sostenible para unas 390,000 cuerdas de terreno que se extienden desde Cabo Rojo, en dirección hacia el noroeste, hasta el municipio de Vega Baja.

Los terrenos sujetos al nuevo modelo de desarrollo propuesto incluyen 20 áreas naturales ya protegidas, como bosques estatales, reservas naturales y refugios de vida silvestre, administrados por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), así como terrenos privados y públicos.


💬Ver 0 comentarios