Los populares se reunieron hoy en el hotel El Conquistador en Fajardo como parte de la convención del partido

Fajardo – A ocho meses de la primaria general, los cinco precandidatos a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD) tuvieron esta tarde una nueva oportunidad para explicarles a las huestes de su colectividad por qué son la selección idónea para reclamar la gobernación en el 2020.

Si la competencia se trata de un asunto de pura movilización electoral, el alcalde de Isabela, Charlie Delgado, llevaría una leve ventaja sobre el senador Eduardo Bhatia. Ambos precandidatos fueron quienes más seguidores llevaron al foro de los interesados en la gobernación que se celebró esta tarde como parte de la Convención del PPD en el hotel El Conquistador.

La jornada transcurrió sin ataques directos entre los cinco precandidatos: Delgado, Bhatia, Roberto Prats, Juan Zaragoza y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. Esta última optó por tener prácticamente ninguna presencia en el evento, más allá de su acto de participación de esta tarde.

A continuación, un recuento de los mensajes de cada uno de los precandidatos.

Charlie Delgado

Habló sobre la necesidad de que Puerto Rico tenga una “segunda transformación”, siendo la primera en 1938 con la fundación del PPD. Insistió en cómo, bajo el liderato del Partido Nuevo Progresista (PNP), Puerto Rico ha sufrido “el deterioro más grande” de la historia y acusó a los novoprogresistas de entronizar la corrupción en el gobierno.

“Puerto Rico no está en buenas manos con el PNP”, dijo al darle un giro a la frase utilizada en las redes sociales por el presidente de Senado, Thomas Rivera Schatz.

Como todos los precandidatos -aunque en menos grado Zaragoza-, Delgado quiso enfatizar en sus kilates como popular, cómo cree en los postulados del partido “que llevó luz eléctrica, agua, escuelas y hospitales a todo Puerto Rico”

“Pero perdimos el rumbo. Sí tenemos sombras y luces …. esto es un partido que tienevida que y se compone de gente y se cometen errores en el proceso. Pero es responsabilidad nuestra darle, a través de este instrumento, esperanza, fe, gobierno limpio y poder llevar a cabo una transformación del país con un gobierno honesto y transparente”.

Delgado reconoció el carácter colonial del PPD al sostener que “no podemos tolerar el coloniaje” y aseguró que quiere enfrenta la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) al sostener que “no se puede tolerar” que el ente fiscal mande sobre el gobierno electo. Tras indicar que quiere que la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos “mejore”, pero que las banderas de los dos países tienen que ondear a la misma altura, recalcó que el pueblo “quiere ser puertorriqueño primero, pero unido a Estados Unidos”.

Acto seguido, Delgado Mencionó que el principal problema del país es la economía, tema al que le dedicó gran parte de su primer mensaje de 10 minutos.

El formato del foro incluía tres rondas: una de 10 minutos, una de cinco minutos y la última de un solo minuto.

“Necesitamos la flexibilidad necesaria para establecer tratados comerciales y tratados contributivos con otros países para echar nuestra economía hacia adelante”, expresó.

Su segundo lo dedicó prácticamente en su totalidad a la importancia de la educación pública y el tercero a recalcar su historial dentro del lideratado del PPD como haber sido vicepresidente dos veces.

“Le he servido bien a este partido y le he servido con mi corazón”, dijo.

Eduardo Bhatia

El expresidente del Senado recibió la segunda recepción más efusiva de la jornada, tanto al entrar al salón donde se celebró el foro como cuando tomó la palabra.

El legislador utilizó el lenguaje más conciliador del foro al dirigirse a sus compañeros y fue el primero que se comprometió con apoyar la candidatura de quien gane la primaria, aunque no sea él. Anticipó que los candidatos de la primaria serán “severos y duros en el debate”, pero que él no había ido al foro a debatir.

Bhatia dijo estar contento con la idea de que, en el PPD, por primera vez, se celebre una primaria a la gobernación. Tras insistir en que el gobierno está “roto” y que se tiene que hablar de temas como la descriminalización de las drogas y reformar la Policía.

Arrancó risas de la audiencia al intercalar el tema de la corrupción que, según dijo, impera en el gobierno del PNP, partido al que acusó de utilizar el gobierno como alcancía. Insistió en que hay un contraste entre los precandidatos del PPD y figuras importantes del partido en el poder.

“Me enferma que los medios digan que todos somos iguales”, dijo Bhatia. “¿Es Charlie Hernández igual a Lornna Soto?”, preguntó al público, que le contestaba enfáticamente que no. Así siguió Bhatia al recibir la misma respuesta cuando comparaba a Cruz Soto con la comisionada residente Jenniffer González, a Zaragoza con “Mr. Namasté Raúl Maldonado”, a Prats con Carlos “Johnny” Méndez y Rivera Schatz.

“No somos iguales hoy, no fuimos iguales ayer y nunca seremos iguales al PNP”, dijo Bhatia, arrancando, quizás, la mayor ovación del evento.

Bhatia emplazó a los populares a tirarse a la calle, insistiendo que no es el hotel donde se gana la elección del 2020 “sino en la calle”.

“Y somos familia, somos familia y que no se nos olvide que somos familia en el PPD”, dijo.

Roberto Prats

Prats consumió el turno más agresivo en términos políticos en todo el evento al expresarse por primera vez. Comenzó su turno recalcando sobre cómo el PPD no puede recostarse en “lo mal que le va” al PNP para ganar la elección del 2020.

“Los tiempos exigen más del PPD. Es momento de reconstruir el país, de rediseñar el gobierno central, el municipal y es el momento de enseñarle al país de qué estamos hechos”.

Acto seguido, Prats pareció lanzarle ataques a Cruz Soto, comenzando por insistir en que “para ser popular hay que creer en el PPD”, en posible alusión al aparente distanciamiento entre la alcaldesa de San Juan y la colectividad.

“La Pava se respeta”, dijo Prats.

“Ustedes y yo sabemos que en la primaria todos tenemos que tomar una decisión, la más importante que hemos confrontado como partido. Les toca seleccionar de uno de nosotros para encabezar la papeleta… para cumplir con esa misión importante tienen que saber dónde estamos parados cada uno de nosotros… hay diferencias entre nosotros y hay choques de visiones sobre cómo debe funcionar el gobierno. Hay diferencias filosóficas sobre cómo debe funcionar la economía y también hay diferencias sobre cómo debemos estructurar nuestra relación política con Estados Unidos”, dijo.

Así, Prats dijo que rechaza el socialismo y rechaza “las dictaduras como las de Nicolás Maduro”. Críticos de Cruz Soto le han achacado eso mismo: ser socialista y favorecer al presidente de Venezuela.

“El camino que ofrezco como candidato es atacar la corrupción, evitar la fiesta de contratos de servicios profesionales. Sin corrupción hay más confianza y con más confianza hay más inversión y con más inversión hay más creación de empleos y actividad económica para acelerar la salida de la JSF”, dijo.

En su segundo turno, Prats procuró borrar de que está ligado al capital, insistiendo en que se crió en Trujillo Alto, que su familia es de Arecibo y que estudió en la escuela pública.

Carmen Yulín Cruz

La alcaldesa de San Juan vistió una camisa negra con la frase “Sin Miedo!” que usó Inés Muñoz Mendoza durante el entierro de su esposo Luis Muñoz Marín. Cruz Soto no perdió tiempo y abrió su primer turno recalcando sobre el lema del PPD: “Pan, Tierra y Libertad”.

Más tarde en el foro, recordó cómo renunció a lo que llamó “un escaño seguro” para aspirar a la alcaldía de San Juan antes de ganar por primera vez la poltrona municipal porque el PPD la necesitaba en esa posición.

Cruz Soto aludió a cómo 1.3 millones de personas necesitan asistencia del gobierno para llevar comida a su mesa, cómo 30,000 familias todavía viven con toldos azules como los techos de sus hogares y cómo miles de estudiantes del sistema pública de enseñanza no reciben una educación apropiada por falta de equipo o fondos, como el caso de los estudiantes de educación especial.

Entonces aprovechó para lanzar su primer ataque el PNP: “Estaban más interesados en caminar de rodillas frente al presidente del Estados Unidos”, dijo al aludir al pasado gobernador Ricardo Rosselló y la comisionada residente, Jenniffer González.

Cruz Soto aprovechó su mensaje para apelar a la clase media y pobre del país y para insistir en el ideal de la repartición de las riquezas.

“Tenemos que estar a favor de los puertorriqueños. Tener una universidad democrática, accesible donde los que tienen más, paguen más y los que tienen menos, que paguen menos. No es justo que, en Puerto Rico, compañías como Walmart, donde los dueños se ganan $100 millones por hora, paguen sueldos de miseria, casi siempre a tiempo parcial”, dijo.

“Y no se fortalece al país ni a la familia quitándole derechos a los trabajadores y trabajadoras. Se fortalece robusteciendo la clase media”, agregó. “Les dan $20,000 millones a unas compañías que no necesariamente producen los trabajos que hay que producir”.

Cruz Soto aprovechó la tarde para buscar el voto en múltiples sectores: la comunidad dominicana, los manifestantes que se batieron con la Policía en las calles del Viejo San Juan en julio pasado, la comunidad LBGTT, las comunidades que luchan contra las cenizas de AES en Peñuelas, Guayama y Humacao y los residentes de Vieques y Culebra, que dependen de un servicio de lanchas ineficiente.

“Y no se puede hacer una pelea de gallo”, dijo Cruz Soto.

Juan Zaragoza

Zaragoza fue el candidato más pragmático del grupo, advirtiendo a la audiencia que la “tormenta moral” que sacudió al PNP durante el verano “puede llevarse también al PPD”.

“Esos eventos provocan la necesidad de que el PPD y los populares entremos en un proceso de profunda reflexión. El verano de 2019 despertó a un pueblo dormido y cambió el paradigma de quién tenía el poder”, dijo Zaragoza, quien leyó, en ocasiones, su mensaje.

El exseretario de Hacienda insistió en que el país busca un cambio, “pero con propósito”. Luego advirtió que el PPD, de ganar, enfrentaría un cuatrienio difícil con una deuda por pagar y un gobierno heredado que, según él “no funciona”.

“No cambiar por cambiar. Las lealtades partidistas de miles, de cientos de miles de puertorriqueños son cada vez más frágiles y la gente lo que busca no es un partido, sino una entidad que luche por las causas que abrazo su corazón”, afirmó.

Zaragoza insistió en apostar a sus dotes como administrador y su conocimiento de las finanzas.

“Voy a poner mi experiencia profesional en el área financiera, económica y administrativa a la disposición de Puerto Rico. Eso ha provocado mi decisión de unirme a estos cuatro valientes para echar a Puerto Rico hacia adelante”, dijo al señalar a sus compañeros de tarima.


💬Ver 0 comentarios