El cierre parcial de departamentos como los de Agricultura, Vivienda y Transportación puede poner en riesgo durante las próximas semanas la distribución de asistencia alimentaria, entre otros servicios. (AP / Evan Vucci) (semisquare-x3)
El cierre parcial de departamentos como los de Agricultura, Vivienda y Transportación puede poner en riesgo durante las próximas semanas la distribución de asistencia alimentaria, entre otros servicios. (AP / Evan Vucci)

Washington - La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó esta tarde resoluciones que persiguen financiar por el resto del año fiscal federal los departamentos de Agricultura, Vivienda y Transportación, entre otros, con el propósito de suavizar el cierre parcial de oficinas del gobierno de Estados Unidos.

Debido a que las medidas presupuestarias que aprueba la mayoría demócrata cameral no incluyen los $5,700 millones que reclama el presidente Donald Trump para financiar partes de un muro en la frontera con México, la mayoría republicana del Senado no tiene previsto considerarlas.

De todos modos, los demócratas han querido aumentar la presión hacia la Casa Blanca y la mayoría republicana a favor de la reapertura de oficinas que mañana cumplen 21 días de limitado funcionamiento, con lo que se alcanza la duración más larga de un cierre parcial del gobierno federal.

Una docena de republicanos de la Cámara baja se unió a los demócratas para aprobar la resolución presupuestaria sobre Vivienda y Transportación. Mientras, una decena respaldó la medida referente a los fondos para el Departamento de Agricultura.

El cierre parcial de departamentos como los de Agricultura, Vivienda y Transportación puede poner en riesgo durante las próximas semanas la distribución de asistencia alimentaria, la inspección de alimentos, subsidios de alquiler y préstamos de la Administración Federal de Vivienda (FHA) para nuevas hipotecas, entre otras cosas.

Además, hará que mañana, viernes, cerca de 800,000 personas, unos 4,500 en Puerto Rico, se queden sin cobrar su pago quincenal.

Entre los que están sin cobrar sus salarios, aunque tienen la obligación de trabajar, están responsables de asuntos como la seguridad aérea.

Por Twitter, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, indicó que el Departamento de Agricultura de EE.UU. le ha confirmado que los fondos para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) de Puerto Rico estarán disponibles durante el mes de febrero, aunque para entonces continué el cierre parcial en esa dependencia federal.

González, contrario al presidente Trump y al liderato republicano del Congreso, ha indicado que la prioridad debe ser reabrir las oficinas del gobierno federal que llevan cerradas desde el 22 de diciembre. Pero, en la emisora Radio Isla también respaldó los esfuerzos “para reparar” un muro en la frontera.

Hasta el momento, tres senadores y hasta una docena de republicanos de la Cámara baja se han expresado a favor de terminar con el cierre parcial del gobierno federal y dejar para más adelante el debate sobre la seguridad en la frontera y la exigencia de Trump de que se financie el muro.

Tan pronto como la semana próxima, el pleno de la Cámara de Representantes puede llevar a votación un nuevo proyecto de asignaciones para atender desastres naturales recientes, el cual incluye unos $600 millones en fondos de emergencia para asistencia alimentaria en Puerto Rico.

Pero, el acceso a esos fondos - que persiguen dar continuidad a otros $1,270 millones asignados en octubre de 2017 que se agotan en marzo y que son independientes a la asignaciones anuales del PAN-, también dependerá del fin del cierre parcial del gobierno federal.

Ayer, la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, con el apoyo de ocho republicanos,  aprobó el proyecto de ley que permitiría reabrir oficinas relacionadas a Servicios Financieros. 

Mañana, mientras, tienen previsto votar sobre una medida que financiaría el Departamento del Interior por el resto del año fiscal federal, que termina en septiembre, con la idea de reabrir parques nacionales de EE.UU.

Mientras la Cámara de Representantes llevaba a cabo sus votaciones, el presidente Trump fue la frontera de Texas con México a promover la construcción de partes de un muro.

En el Senado, por segunda vez en la semana, los demócratas bloquearon una legislación sobre la política pública estadounidense en el Medio Oriente en protesta por la negativa a considerar los proyectos que ha estado aprobando la Cámara baja en busca de acabar con el cierre parcial del gobierno federal.

Los demócratas quieren aprobar todo el presupuesto – excepto el de Seguridad Interna-, y dar paso a nuevas conversaciones sobre la seguridad en la frontera del sur.

El más reciente intento de encaminar negociaciones colapsó el miércoles, en la Casa Blanca,  cuando el presidente Trump canceló una reunión tan pronto la speaker Nancy Pelosi reafirmó su rechazo a garantizar el financiamiento del muro.


💬Ver 0 comentarios