El gobernador Ricardo Rosselló Nevares (centro) saluda al presidente del Senado Thomas Rivera Schatz mientras son aplaudidos por el presidente de la Cámara baja, Carlos
El gobernador Ricardo Rosselló Nevares (centro) saluda al presidente del Senado Thomas Rivera Schatz mientras son aplaudidos por el presidente de la Cámara baja, Carlos "Johnny" Méndez. (Juan Luis Martínez Pérez)

Los líderes legislativos de la Cámara de Representantes y el Senado, Carlos “Johnny” Méndez, y Thomas Rivera Schatz, respectivamente, sostuvieron hoy que aprobarán el presupuesto, tal cual fue presentado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, que no contempla recortes en las pensiones de los empleados públicos ni la eliminación del Bono de Navidad.

Méndez indicó que durante la sesión de hoy le darán la primera lectura al presupuesto y establecerán comisiones conjuntas para atenderlo y llevarlo en votación en o antes del 25 de junio, fecha límite para la aprobación de medidas.

“La única dificultad que siempre hemos tenido es la Junta de Supervisión Fiscal…hemos aprobado presupuestos balanceados, que atienden la necesidades del pueblo y la Junta los ha enmendado y los ha cambiado”, señaló el líder cameral.

Durante el mensaje, Rosselló garantizó la permanencia de las pensiones. Dijo que el gobierno tiene en caja sobre $6,000 millones “producto de las economías y eficiencias administrativas”. “Ahí están los recursos para cumplir con el pago de las pensiones. No hay razón alguna que justifique un golpe adicional...a nuestros pensionados”, sostuvo Rosselló.

“Los números que presentó el Gobernador nos dicen a nosotros que la Junta se vuelve a equivocar al tener esa pretensión”, subrayó Méndez en conferencia de prensa tras concluido el mensaje.

Rivera Schatz coincidió con su jefe político y añadió que darán la batalla “en cualquier foro para defender a los trabajadores y los pensionados”.

Cuestionan mensaje

Las minorías legislativas, por su parte, no salieron convencidas de la viabilidad del presupuesto presentado por el Ejecutivo durante la sesión celebrada ayer en Ponce, actividad que describieron como una de corte político.

“Es una desfachatez el gasto de dinero público para realizar un mensaje político en momento en que no existen recursos para cumplir con las pensiones para los empleados retirados”, señaló el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara, Rafael” “Tatito” Hernández.

El portavoz cameral por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, coincidió en que el mensaje fue diseñado para “intentar mejorar su maltrecha imagen política”.

Destacó la ausencia de temas “fundamentales”, como la crisis fiscal y presupuestaria de la Universidad de Puerto Rico (UPR), la violencia contra la mujer y la situación de miles de trabajadores que no tienen plan médico.

En el tema de la Junta, agregó Márquez, “más allá de quejarse, no existe una genuina voluntad política para enfrentarla”.

Para el presidente del PPD, el senador Aníbal José Torres, el mensaje de Rosselló -que constó de 18 páginas- se trató de un “recuento plagado de confusión, repetición y desorden deliberado”.

“Esto es una manera de evitar entrar en la validez y contenido de las propuestas mencionadas en otras instancias. Fue un ejercicio fútil en el intento desesperado del gobernador por tener relevancia política y carecer de resultados”, puntualizó Torres.

Ante tal escenario, Torres defendió la determinación de la delegación popular de ambas cámara de ausentarse del mensaje. Dijo que cuando se atienda el tema con la profundidad que corresponde, entonces harán las recomendaciones pertinentes.

Esta acción, sin embargo, fue cuestionada por el presidente del Senado, quien dijo que “la opción para un oficial electo jamás debe ser esconderse, ausentar, huyir” de sus responsabilidades, lo que “diferencia” a los legisladores populares de los penepés.


💬Ver 0 comentarios