Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

rafael rodriguez mercado salud (horizontal-x3)
“Si a estos jóvenes no se les da la oportunidad de ser proveedores de los planes médicos, no pueden trabajar y van a terminar yéndose", indicó el titular de Salud. (Archivo GFR Media)

El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, advirtió que las leyes y diversas iniciativas que desarrolle esta administración podrían terminar convirtiéndose en un esfuerzo fútil si los planes médicos no abren las redes preferenciales.

Y es que las aseguradoras de salud terminan convirtiéndose en un escollo para los médicos recién graduados que desean servir desde su País, sostuvo Rodríguez

“Si a estos jóvenes no se les da la oportunidad de ser proveedores de los planes médicos, no pueden trabajar y van a terminar yéndose. Y, son jóvenes que, de verdad, tienen ese amor y fervor por servirle a su país”, expresó el titular.

“Se frustran y se van porque tienen deudas, tienen que vivir, tienen familia”, agregó el funcionario al sostener que “lo mejor del País se nos está yendo”.

Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, coincidió con la denuncia. Sostuvo que actualmente las aseguradoras tardan entre año y año y medio para responderle a un médico si va a ser contratado. “Porque mientras más controlo los especialistas que entran, más me economizo y empiezo a ser redes preferidas”, expresó sobre las razones para ese retraso.

Las creaciones de redes preferenciales, abundó Ramos, terminan además eliminando a algunos médicos del panorama. Argumento que, aunque estos podrían ser elegidos por el paciente, el pago de deducible por recibir sus servicios es mucho a mayor al del médico que está dentro de la red preferencial.

“Si vas a la red preferida son menos deducibles. A ese médico no lo boté, a ese lo desaparecí”, dijo Ramos.

A este panorama se añade el hecho de la culminación y modificación de contratos con los médicos de forma unilateral y la retención y denegación de pagos, prácticas que afectan la práctica de la medicina, dijo Ramos.

“Ha sido una práctica y se está viendo cada vez más y más y eso, pues, puede hacer la diferencia entre que un médico se quede en la Isla o se vaya”, señaló Rodríguez.

Las expresiones de ambos médicos surgieron durante la celebración de una vista pública de la Comisión cameral de Salud que atiende la Resolución de la Cámara 56. Esta medida ordena la realización de una investigación exhaustiva sobre los planes médicos Medicare Advantage (MA), Triple_S Advantage, MCS ADvantage, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS); la organización Aveta y sus subsidiarias en la Isla; Medicare y Mucho Mas (MMM), PMS Medicare Choice y MSO of Puerto Rico.

Investigar estos programas federales se hace más urgente ante la realidad de que la población en Puerto Rico continúa envejeciendo y la tasa de natalidad se sigue reduciendo considerablemente, según trascendió en la vista.

Rodríguez detalló que la penetración de los programas Medicare Advantage es de un 75% en la Isla; mientras en los estados es de un 25% a 35%. Es decir, que la mayoría de las 600,000 personas recipientes de Medicare en Puerto Rico están en los grupos advantage.

El titular de Salud señaló, además, que es necesario tomar acción referente a las restricciones que imponen los planes médicos a los pacientes para la realización de laboratorios y estudios de imágenes.

“Yo creo que no podemos fallarles a nuestros mayores”, planteó el funcionario.

A pesar de las denuncias y recomendaciones que pudieran emitir el secretario de Salud o el presidente del Colegio de Médicos de Cirujanos, Rodríguez alertó que son la Legislatura y el Comisionado de Seguros los únicos que entes que pueden reforzar la ley de las aseguradoras. 

“Nosotros podemos saber el santo y el milagro, pero al final del día es el Comisionado de Seguros el que va a emitir la fiscalización”, explicó el secretario, al agregar que le “duele” las acciones que han tomado las aseguradoras luego que el gobierno ha “cabildeado” en su favor para mejorar los pagos y se allanen más fondos de los Medicare Advantage.

Por su parte, Ramos indicó que el problema principal con la Oficina del Comisionado de Seguros es que no ha ejercido su función debidamente.

“Usualmente los comisionados que han venido del sector Salud…actuaban como procuradores de las aseguradoras… El comisionado lo que tiene que hacer es cumplir la ley”, apuntó, al decir que esperan que el nuevo comisionado trabaje de forma diferente.

“El modelo hay que cambiarlo, el modelo se agotó, el modelo no sirve y cualquier remedio será de naturaleza cosmética, pues el saco permanecerá roto en las áreas por donde se escapa el dinero”, culminó Ramos.


💬Ver 0 comentarios