Miguel Romero radicó el proyecto.  (GFR Media) (semisquare-x3)
Miguel Romero radicó el proyecto. (GFR Media)

El senador por San Juan, Miguel Romero, anunció hoy la radicación de un proyecto de ley que facultaría a los ayuntamientos a establecer, mediante ordenanza, fideicomisos dirigidos a beneficiar a los policías municipales retirados bajo la Ley 3 de 2013, estatuto que redujo las pensiones y eliminó beneficios a los servidores públicos.

“Durante la pasada administración se recortaron los porcentajes y beneficios de retiro de los policías estatales a pesar de que son servidores públicos que no les asiste el pago del Seguro Social y los policías municipales también fueron afectados por los recortes que se impusieron”, expresó el legislador.

Según la propuesta de Romero, el Fideicomiso se nutriría de recursos que no estén comprometidos para el pago de obligaciones recurrentes de los municipios, como es el caso de dinero que reciban por concepto de arbitrios de construcción y multas.  Además, se le da la capacidad a los ayuntamientos a recibir bienes privados para nutrir el fondo.

Aclaró que los municipios no vendrían obligados a crear un fideicomiso. 

El proyecto cameral también enmendaría la Ley para Incentivar el Traslado de Individuos Inversionistas a Puerto Rico (Ley 22-2012) a los fines de que las donaciones que tienen que hacer estos peticionarios a entidades no gubernamentales a los fines de ser certificados bajo el estatuto, puedan ser efectuadas a uno de estos fideicomisos.

“Establece un mecanismo distinto y aparte de fideicomisos para policías municipales para que puedan recibir una compensación adicional…Estamos buscando, de alguna manera, minimizar el impacto en las finanzas de aquellos policías que se retiren y que caen bajo las disposiciones de la Ley 3”, señaló.

Romero indicó que la intención es que el proyecto del Senado 1290 sea aprobado durante esta Asamblea Legislativa 

“Por lo menos en San Juan hemos experimentado un éxodo. Seis, siete años atrás la fuerza municipal de San Juan era de sobre 1,200 policías municipales. A inicios del año fiscal pasado era de 865. Según, el estándar a nivel nacional porcentualmente debemos tener policías suficientes, cerca de 27 por cada 10,000 habitantes, pero para procurar y establecer algún tipo de incentivo y motivación para que el policía no tenga que verse obligado a abandonar su función, queremos retenerlo”, señaló Romero.

Señaló que -como resultado de experiencias pasadas- la cuenta del Fideicomiso será establecida separada de los activos generales y demás cuentas del municipio y se dedicará exclusivamente a los fines dispuestos en la Ley. “Sería una compensación adicional que el municipio está creando específicamente para policías que se retiren y que estén bajo disposiciones de la Ley 3 del 2013”, expuso el legislador.

El municipio podría habilitar un mecanismo para que los policías aporten voluntariamente al fondo. Mientras, la Asamblea Legislativa podrá asignar fondos destinados a uno o más fideicomiso.

En cuanto a los desembolsos al policía retirado se deberán emitir en intervalos no mayores a cuatro meses y no se entenderán como parte de su pensión de retiro. “Nosotros estamos fortaleciendo que cada municipio tenga un cuerpo de seguridad adecuado”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios