(semisquare-x3)
El senador independentista Juan Dalmau. (GFR Media)

Washington - Mientras las autoridades del gobierno de Ricardo Rosselló solicitan audiencias a la Casa Blanca, la oposición política de la Isla consideró que es hora de iniciar acciones conjuntas y endurecer las respuestas a las amenazas del presidente Donald Trump de quitarle asignaciones a Puerto Rico.

El secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), senador Juan Dalmau, exhortó al gobierno de Rosselló a dejar atrás “la ruta de la sumisión y la genuflexión”, y hacerle frente a Trump.

“El Gobierno americano solo respeta a quien se da a respetar”, dijo Dalmau, quien ve en las amenazas de Trump de quitar fondos federales para la reconstrucción de la Isla tras la catástrofe causada por el huracán María o rechazar asistencia alimentaria, un acto de “justicia poética”  hacia los políticos estadolibristas y pro estadidad que dicen que “bajo la independencia se eliminarían fondos federales”.

Dalmau sostuvo que la raíz del problema es el status político e insistió en que lo ideal sería convocar a una consulta para que el electorado de Puerto Rico reclame la descolonización y la eliminación de la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones financieras públicas de la isla.

El representante del Partido Popular Democrático (PPD) Luis Vega Ramos, por su parte, dijo que la confirmación de que Trump se opone a asignar nuevos fondos de emergencia, “le pone el clavo final al ataúd de la estrategia de apaciguar al ‘bully’ de Trump que por año y medio han impulsado Jenniffer González y Ricardo Rosselló”.

“Además de ser una grave derrota política y gubernamental, es un fracaso humano”, indicó Vega Ramos, en una declaración escrita.

El gobernador Rosselló ha pedido una reunión al presidente Trump para discutir la oposición de su Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB, por su siglas en inglés) a que el Congreso asigne $600 millones adicionales en fondos de emergencia para asistencia alimentaria y reviva la dispensa a los gobiernos de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses en el pago de una porción del costo de los trabajos de remoción de escombros y medidas de emergencia tomadas para los huracanes Irma y María, que son financiados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

En un mensaje por Facebook, el gobernador sostuvo que la oposición de Trump a entregar nuevos fondos de asistencia federal para mitigar el desastre causado por el huracán María o sus intentos de retrasarla, se basa en “nociones preconcebidas completamente falsas”.

Mientras, la comisionada residente Jenniffer González solicitó una reunión con el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, y su equipo de presupuesto para defender la asignación de $600 millones en nuevos fondos de asistencia alimentaria que la Cámara baja, dominada ahora por los demócratas, recomendó para Puerto Rico.

González dijo ayer que espera que la reunión tenga lugar la semana próxima, pues considera que “está fuera de la realidad” la alegación de la OMB, la cual Mulvaney también dirige, de que los fondos de asistencia alimentaria son “innecesarios”.


💬Ver 0 comentarios