Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El activista gay Pedro Julio Serrano anda en busca de novio y en el proceso ha tomado a chiste su soltería.

 

Tras sobrevivir a un cáncer en la boca, Serrano se ha lanzado públicamente a contar sus peripecias en la búsqueda de una pareja que lo haga feliz. Y para los que se escandalicen con que un hombre busque amor en otro hombre, sepa que su relato es muy parecido al de cualquier soltero que a sus 35 años ya se siente  “jamón”.

 

Pedro Julio, quien guarda parecido con el famoso decorador de interiores, David Bromstad, de Color Splash, se confesó en uno de sus blog que da a conocer en las redes sociales.

 

Sus primeras palabras: “Lo confieso: estoy fuera de práctica. Esto de estar soltero no es nada fácil. Luego de más de cinco años sin salir en una cita, sin echar el ojito, sin que me estén dando la vuelta – confieso que me siento como cucaracha en baile de gallina. Si se le añade que muchos hombres me conocen por mi vida pública, que soy abiertamente gay y vih+, que mi vida es un libro abierto y que ya muchos tienen una idea formada de quien soy – pues el panorama se complica aún más”.

 

“Con esto no quiero decir que me va mal”, afirmó.

 

Serrano ingresó a la soltería a principios de año. Su último romance se dio a conocer cuando frente a los ojos atónitos de los legisladores le dio un beso en la boca a su ex pareja, Steven Toledo, durante una vista pública en la que se discutía el ambiente legislativo para legalizar en Puerto Rico las uniones de hecho entre parejas homosexuales o heterosexuales. 

 

En su columna, Serrano confesó que los cinco años de relación con Toledo lo sacaron de onda. Y que para volver a la búsqueda, hasta acudió a una discoteca.

 

“Al entrar escucho una conversación de un muchacho que le dice al otro: “mira, es Pedro Julio y está soltero, mete mano”. El otro le pregunta: ¿dónde? a lo que respondo: “aquí”. De más está decir que se pasmaron, pero más me pasmé yo de que me estuvieran regalando como carne nueva. De todas formas, el pasme fue tal que no metió mano”, indicó el otrora candidato a legislador por el Partido Nuevo Progresista.

 

Lo más que el joven activista le ha indignado de su situación es que una mujer le escribió por Facebook que “era un desperdicio”.

 

“En fin, me estoy disfrutando esta etapa de mi vida, como todas. Lo importante es que estoy abierto a la posibilidad del amor – nunca he cerrado la puerta, ni la cerraré. El amor llega, no se busca ni se obliga. Mientras tanto, sigo amando, sigo viviendo y sigo disfrutándome las peripecias de estar soltero…”, acotó, al destacar que busca creatividad.

 

 


💬Ver 0 comentarios