Rodríguez dijo que se propone formar un comité que examine enmiendas al reglamento del Partido Demócrata de EE.UU. en la isla. (GFR Media) (horizontal-x3)
Rodríguez dijo que se propone formar un comité que examine enmiendas al reglamento del Partido Demócrata de EE.UU. en la isla. (GFR Media)

Chicago, Illinois -  Para todos sus efectos, el Partido Demócrata de Estados Unidos (DNC, por sus siglas en inglés) cerró ayer la controversia sobre la elección de febrero de 2017 de su comité en Puerto Rico, dando el beneficio de la duda al grupo estadista que encabeza el exsenador Charlie Rodríguez.

Con la aprobación del informe del Comité de Credenciales sobre los casos de Florida y Puerto Rico que fueron examinados en una reunión el viernes, el DNC ratificó la decisión de desestimar las querellas presentadas por 23 demócratas del Partido Popular Democrático (PPD) y dos representantes del movimiento Our Revolution inspirado por Bernie Sanders, en contra de Rodríguez y otros tres miembros del comité ejecutivo del Partido Demócrata de la Isla.

La copresidenta del Comité de Credenciales, la senadora estatal por Luisiana Karen Carter Peterson, presentó ayer ante la asamblea de verano del DNC, reunida en Chicago (Illinois), los acuerdos tomados el día anterior. El informe fue aprobado sin  objeción.

En la asamblea, según Rodríguez, el DNC aprobó una resolución que exhortar a terminar el status territorial de Puerto Rico. El texto no estaba ayer disponible.

Al pasar juicio el viernes sobre las querellas, el Comité de Credenciales no fundamentó sus razones para desestimar el caso. Simplemente, aprobó una moción de la delegada de Florida Alma González – cuyo puesto estuvo también en disputa en la controversia sobre los demócratas de su estado-, a favor de la desestimación de las impugnaciones.

“Eso no se hace así en mi estado”, dijo Michael Kapp, miembro del Comité de Credenciales y delegado ante el DNC por California, en torno a la ausencia de fundamentos en la decisión de esa comisión. Para Kapp, la reunión del viernes fue solo la segunda como miembro del Comité de Credenciales.

Pero, con la decisión, el DNC validó la posición de la facción del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Partido Demócrata de EE.UU. de Puerto Rico de que fue razonable convocar a la elección del 7 de febrero de 2017 con solo una semana de anticipación, por medio de un anuncio en el periódico El Nuevo Día tamaño tarjeta de presentación.

También acogió el argumento de Rodríguez y su grupo de que el 35% de los miembros presentes era el cuórum requerido, contrario a la posición de los querellantes de que una elección para el comité central de los demócratas de la Isla requería la presencia de la mitad más uno de sus miembros.

Aunque los querellantes del PPD y del movimiento de Bernie Sanders acentuaron que más allá de las interpretaciones sobre el reglamento local debieron tomarse en cuenta las revelaciones hechas por El Nuevo Día en torno a correos electrónicos enviados por uno de los jueces del caso en la isla, Álvaro Cifuentes, a Rodríguez que pusieron en tela de juicio la imparcialidad de la evaluación hecha en Puerto Rico, la jefatura del Comité de Credenciales consideró que esas comunicaciones no fueron parte del récord del caso.

Rodríguez, un expresidente del Senado, se propone ahora formar un comité en San Juan que examine enmiendas al reglamento local. Luego deberá llevar las propuestas ante el Comité Central del Partido Demócrata de EE.UU. en Puerto Rico. Ha indicado que no lo hizo antes pues estaba pendiente la impugnación sobre su elección.

Una vez ratificada su elección ante el DNC, Rodríguez sostuvo que no podría avanzar en el Comité Central del Partido Demócrata en Puerto Rico una petición para sacarlo de su puesto. “Soy presidente del Partido Demócrata hasta el 2020. Ya eso se resolvió. Lo que tenemos que hacer ahora es enmendar el reglamento”, dijo Rodríguez.

Los querellantes del PPD, encabezados por el senador Eduardo Bhatia, consideran que Rodríguez nunca ha reunido el Comité Central desde el 7 de febrero de 2017 en que fue electo porque no tiene el respaldo de la mayoría de sus miembros.

Para el senador José Nadal Power, del PPD, la mayoría de los miembros del Comité de Credenciales del DNC, al votar 19-5, con tres abstenciones, a favor de desestimar las querellas, “le dio la espalda al más mínimo sentido de justicia, luego de quedar expuesta la trampa de los estadistas”.

Los querellantes populares llamaron la atención de que hubiesen unos seis o siete votos emitidos a nombre de delegados que no asistieron a la reunión, lo que quiere decir que no escucharon a los querellantes exponer el viernes sus puntos de vista. “Muy decepcionante que cosas así ocurran en tiempos en que la gente pide transparencia a los partidos”, sostuvo Nadal Power, quien asistió a la audiencia del Comité de Credenciales.

Para la facción del PNP, las decisiones en el DNC representan una victoria, después de haber elegido a su directiva actual, que incluye a Johanne Vélez como vicepresidenta; la alcaldesa de Ponce, Mayita Meléndez, como delegada permanente; y Luis Dávila Pernas como delegado permanente.

Pero, tienen ahora el reto de atraer a los nuevos militantes demócratas de la Isla como los del movimiento de Sanders, que a nivel del DNC también denunciaron en 2016 haber sido marginados por la jefatura del Partido Demócrata de EE.UU. en favor de Hillary Clinton.

Rodríguez indicó que su intención es “abrir el partido” y que el proceso comienza con cambios al reglamento que heredó tras los 14 años de armonía de la dirección encabezada por Roberto Prats, del PPD, y Kenneth McClintock, del PNP.

La pugna interna entre los demócratas de la Isla – en una organización que suele funcionar como un club que se activa para las primarias presidenciales, cada cuatro años-, se avivó después de El Nuevo Día divulgar correos electrónicos el pasado 5 de agosto que cuestionan la imparcialidad de la revisión hecha a nivel local de las querellas que se presentaron en contra de Rodríguez y su grupo.

Las comunicaciones divulgadas incluyeron correos electrónicos en los que uno de los tres jueces del Comité de Acción Afirmativa, el exsecretario de la Gobernación Álvaro Cifuentes, refirió a Rodríguez borradores de la opinión que fue emitida el 12 de febrero de 2018. Rodríguez dijo que nunca los recibió.

Cifuentes, quien estuvo el viernes en la sesión del Comité de Credenciales, mantuvo además consultas con Rodríguez y el examinador de las audiencias del caso, el ahora director de la Autoridad de Puertos, Anthony Maceira, sobre recomendaciones hechas por Harold Ickes, miembro del Comité de Reglas del DNC, en torno a cómo atender las querellas.

Una vez emitida la opinión a favor del grupo de Rodríguez, el principal cabildero del gobernador Ricardo Rosselló, Manuel Ortiz, quien es miembro del Comité de Credenciales del DNC, intercambió también en febrero pasado correos electrónicos con el exsenador del PNP en torno a cómo derrotar las apelaciones ante esa comisión, lo que lograron finalmente este fin de semana.


💬Ver 0 comentarios