Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La creación de un partido político con vínculos religiosos no es una experiencia nueva para Puerto Rico. 

El Movimiento Ciudadano Pro Familia ya recibió el aval de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) para recoger endosos, tarea en la que se encuentra inmerso su liderato. 

“La Comisión acogió mi informe (que fue positivo) y acordaron que se le dieran los formularios de petición de inscripción”, dijo el secretario de la CEE, Walter Vélez. 

El Movimiento Ciudadano Pro Familia busca convertirse en un partido por petición a nivel isla y así tener candidatos para todos los puestos electivos de cara a las elecciones de 2016. La agrupación está vinculada con el sector religioso del País. Deben recoger 55,910 endosos antes del 30 de diciembre de este año puesto que la Ley Electoral establece que cualquier agrupación que quiera inscribirse como partido por petición, tiene hasta el 30 de diciembre del año anterior al que se celebren las elecciones generales. 

“Sí, estamos bien esperanzados. Creemos que lo vamos a lograr ( la inscripción)”, sostuvo el secretario de la incipiente colectividad, Herminio Pagán Calderín, quien militó en el Partido Popular Democrático y también, en pasadas elecciones, aspiró a senador de manera independiente.

Para lograr la inscripción mediante los endosos, el liderato del Movimiento Ciudadano Pro Familia, encabezado por Mario J. Rosario Maysonet, ideó tres planes, dijo el secretario. El Plan A consiste en el reclutamiento de 300 notarios “ad hoc” y el Plan B son 58 familias, que al igual que los notarios deben conseguir endosos. El Plan C, que aún no ha sido activado, indicó Pagán Calderín, consiste en recoger endosos en los ocho distritos senatoriales del País. 

“Proyectamos un rechazo de un 15% de los endosos”, anticipó como parte del proceso de escrutinio que realiza la CEE a los endosos sometidos. 

Paralelamente, el Movimiento Ciudadano Pro Familia entrevista posibles candidatos y trabaja en la confección de su programa de gobierno, sostuvo Pagán Calderín. 

“Estamos trabajando para traer propuestas responsables”, manifestó. 

Pagán Calderín reconoció que el liderato de la incipiente colectividad tiene vínculos con el sector religioso, pero lamentó que esto, en ocasiones, lleve a parte del electorado a pensar que se trata de “gente fanática”. 

“Tan pronto nos perciben como un grupo religioso, nos ven como fanáticos y hay quienes nos descartan como alternativa”, señaló. 

La creación de un partido político con vínculos religiosos no es una experiencia nueva para Puerto Rico. Para 1960 surgió el Partido Acción Cristiana (PAC) luego de una manifestación que hicieran los obispos de la Iglesia Católica John B. Davis y James McManus. El PAC le dio la batalla a Luis Muñoz Marín en las elecciones de 1960. La colectividad abogaba por la cristiandad pues alegaba que el gobierno de Muñoz Marín era “anticristiano y anticatólico”. 

De lograr su inscripción, el Movimiento Ciudadano Pro Familia sería el cuarto partido político. Otras agrupaciones como el Partido del Pueblo Trabajador, Partido del Gobierno Provisional, Partido Democracia Participativa, Partido Laboral de Unidad Social y Partido Puertorriqueños por Puerto Rico buscan endosos para participar en los próximos comicios.  


💬Ver 0 comentarios