Thomas Rivera Schatz recordó que quedan cinco semanas para que culmine la actual sesión ordinaria. (semisquare-x3)
Thomas Rivera Schatz recordó que quedan cinco semanas para que culmine la actual sesión ordinaria. (Ramón “Tonito” Zayas)

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, advirtió hoy, lunes, que ese cuerpo legislativo no aprobará medidas importantes a la ligera, al recordarles a los miembros de la Cámara de Representantes y al Ejecutivo que piezas como la reforma contributiva y la revisión del Código Civil aún no han llegado a la Cámara alta.

Al expresarse ante el pleno del Senado, el líder senatorial recordó que quedan cinco semanas para que culmine la actual sesión ordinaria, y ese cuerpo legislativo necesita tiempo para hacer un análisis completo de medidas que han sido controvertibles o en las que aún no hay consenso.

“Estoy planteando esto para que el récord quede claro. Si el cuerpo hermano, al que le tenemos total deferencia y respeto, envía al Senado de Puerto Rico estos proyectos, que son importantes para el país, el Senado no los va a despachar en dos semanas”, sostuvo Rivera Schatz.

El líder legislativo repasó algunos proyectos de ley que todavía no han sido aprobados por la Cámara de Representantes o no han sido presentados por el Ejecutivo, entre ellos el nuevo Código de Incentivos, medidas para favorecer a los municipios y los planes para la transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La presente sesión ordinaria culmina el 13 de noviembre.

“Quedan cinco semanas de trabajo, y hay varios proyectos que requieren seria y profunda consideración”, insistió Rivera Schatz.

El senador del Partido Nuevo Progresista (PNP) indicó que estaría disponible para trabajar en una sesión extraordinaria, si el Ejecutivo tuviera que convocarla al finalizar la sesión ordinaria, pero sostuvo que la idea es utilizar el tiempo que queda para analizar las medidas, la mayoría de las cuales fueron presentadas durante la sesión ordinaria anterior.

“Estoy adelantando esto para que luego, cuando se esté acercando el final de la sesión, no haya la pretensión, intención o insinuación de que el Senado y la Cámara tengamos que atender esto de manera repentina y atolondrada. Es un consejo de buena fe a mis compañeros de la Cámara y a mi querido amigo, el gobernador de Puerto Rico”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios