La foto de archivo muestra a Ricardo Rosselló Nevares hablando durante una conferencia de prensa. (GFR Media) (semisquare-x3)
La foto de archivo muestra a Ricardo Rosselló Nevares hablando durante una conferencia de prensa. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares fue enfático este martes en decir que no alterará el presupuesto enmendado que sometió a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para el próximo año fiscal, ascendente a $9,624 millones.

“No voy a alterar después de alterar el presupuesto”, dijo a preguntas de El Nuevo Día concluida una conferencia de prensa en La Fortaleza.

En abril pasado, el primer ejecutivo presentó el presupuesto recomendado. En mayo y mediante una carta, la directora de la JSF, Natalie Jaresko, le notificó a Rosselló Nevares que el presupuesto que sometió en abril contemplaba $1,500 millones en gastos por encima de lo proyectado para el Fondo General.

Solicitó al primer ejecutivo que enmendara el documento y le concedió una prórroga para así hacerlo. Ese presupuesto recomendado inicial presentado en abril pasado ascendía a $9,527 millones, un 8.73% mayor que el vigente, razón por la cual la JSF determinó que no cumplía con el plan fiscal.

Vencido el plazo de la prórroga otorgada, Rosselló Nevares entregó un nuevo presupuesto que es de $9,624 millones. Es decir, $97 millones más en comparación con el presupuesto presentado en abril a la JSF. Así las cosas, la JSF dejó saber que el documento incumple con el plan fiscal certificado que establece un tope presupuestario para el 2020 de $9,051 millones.

Rosselló Nevares volvió a criticar la acción de la JSF que, en menos de 24 horas de sometido el presupuesto, determinó que está en incumplimiento.

“Denotando que no hicieron el trabajo riguroso de evaluación yo reitero que, aunque el capital que tiene el gobierno de Puerto Rico ahora, donde hay dinero y que tenemos que presupuestar. Ese dinero no es como si fuera una organización sin fines de lucro”, afirmó el gobernador.  

“Si hay otras cosas puntuales que nos quieran señalar, siempre hemos estado a la disposición. Nosotros cumplimos. Reducimos casi $100 millones en nómina. Las partidas donde aumentamos hay justificación para todas ellas”, agregó.

Acto seguido, el gobernador mencionó algunas de las partidas que aumentó y que no enmendará. Dijo que asignó $48 millones para el pago del Seguro Social a empleados públicos que hoy día no tienen este beneficio como los policías.

También mencionó los $166 millones para el pago de las pensiones y de $120 millones para el pago de la Administración del Seguro de Salud (Ases), luego de que eximió a los municipios de aportar ese dinero de sus arcas.

Otro aumento concierne a los $262 millones, que distribuiría entre el programa de Educación Especial, el programa de vales educativos y la implementación de escalas salariales para los maestros, destacó Rosselló Nevares.


💬Ver 0 comentarios