El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. (GFR Media) (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares informó hoy, jueves, que su administración no tolerará los posibles actos de corrupción por los cuales el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) arrestó a tres personas. 

“Reitero que nuestra administración no tolerará ni será cómplice de ningún acto de corrupción venga de donde venga. Esperaremos el resultado del caso de estos acusados, a quienes les asiste la presunción de inocencia”, manifestó el gobernador a través de declaraciones escritas. 

Los arrestados fueron el director ejecutivo de la Oficina de Asuntos Gubernamentales del Senado, Ángel Figueroa, Chrystal Robles Báez e Isoel Sánchez Santiago, estos últimos eran contratistas de la Asamblea Legislativa.

“En el día de hoy, y a raíz de un referido de la secretaria del Departamento de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, la Fiscalía Federal presentó acusaciones contra un funcionario del Senado y dos contratistas de la Asamblea Legislativa por facturar y recibir dinero por servicios no realizados”, añadió el gobernador. 

Contra los imputados pesan cargos por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y robo de identidad.

Sánchez Santiago es activista político con tres compañías sobre las cuales el Departamento de Justicia realizó una investigación en junio de 2018 tras unas denuncias realizadas por Luis Hiram Delgado, un empleado del exrepresentante Samuel "Sammy" Pagán.

La investigación de Justicia se centró en varias contrataciones de servicios en la Oficina de Asuntos Gubernamentales, que dirige Figueroa. También revisó los acuerdos que autorizó la Cámara de Representantes a la oficina del exlegislador Pagán. 

De hecho, tras el triunfo del Partido Nuevo Progresista (PNP) en las elecciones de 2016, Sánchez Santiago, y su pareja, Robles, registraron varias corporaciones, unas por separado y otras en conjunto.

“Continuaré promoviendo una política pública de transparencia y de cero tolerancias a la corrupción pública. Los servidores públicos estamos sujetos a los más altos estándares éticos y de honestidad en respeto al pueblo de Puerto Rico”, añadió el gobernador.

“Cero tolerancia”

Desde La Fortaleza, el subsecretario de la Gobernación, Erik Rolón, hizo eco de las expresiones de Rosselló Nevares, y afirmó que esta administración no tolera la corrupción.

“El gobierno reafirma su política de cero tolerancia para aquellos que comenten corrupción o se desvían de la conducta esperada por sus funcionarios o contratistas. Se espera que toda persona que recibe un ingreso que proviene del bolsillo del pueblo de Puerto Rico… que ese dinero sea aprovechado de la mejor manera”, dijo.

Sostuvo que, de comprarse los actos ilegales, los arrestados serán procesados y enfrentarán consecuencias.

De acuerdo con Rolón, el hecho de que las acusaciones se dieron a raíz de un referido que hizo el Departamento de Justicia, reafirma la política de cero tolerancia.

“Aunque los arrestos fueron por el gobierno federal, estábamos trabajando ya con este asunto”, afirmó el también secretario de Corrección y Rehabilitación.

Rolón habló con periodistas al finalizar la reunión bisemanal del PMO de Seguridad, en la Mansión Ejecutiva.



💬Ver 0 comentarios