Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Pese a las críticas que ha recibido por partes de múltiples sectores, el gobernador insiste en su meta de cumplir con el acuerdo que alcanzó con la Junta de Supervisión Fiscal.

El gobernador Ricardo Rosselló dijo este lunes que estaría dispuesto a avalar con su firma el proyecto de la Cámara 1662 que derogaría la Ley contra el DespidoInjustificado (Ley 80-1976) y podría mantener el pie el acuerdo alcanzado con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

De hecho, reveló que ya envió la medida a la JSF para que sus miembros la analicen e hizo lo propio con los economistas del gobierno.

Aunque el primer ejecutivo, dio la bienvenida tanto al proyecto 1662 como al 1661, sostuvo que este último no lo ha leído. Por lo tanto, se mostró más a favor, “en teoría” del proyecto 1662 de la autoría de los representantes Joel Franqui, Urayoán Hernández, Guillermo Miranda y Abid Quiñones.

“Cualquier proyecto que sea válido y que nos ayude a lograr el acuerdo, es bienvenido”, destacó Rosselló al concluir una carrera de poco más de tres millas con miembros del Ejército de los Estados Unidos.

Ambas medidas pretenden ser un catalítico al tranque que hay entre la Cámara, el Senado, la JSF y El Ejecutivo. La JSF y el gobernador acordaron derogar la Ley 80 a cambio de la aprobación del presupuesto para el próximo año fiscal que incluye más dinero para algunas agencias.

Sin embargo, el Senado, tras un caucus celebrado el jueves pasado, optó por no eliminar el status. Posteriormente surgieron las medidas de la Cámara 1661 y 1662. La primera busca ser una “alternativa” al reclamo de la JSF que solicita la derogación de la protección que otorga la Ley 80, pero no lo derogaría. Más bien, crearía un fondo especial para reclamaciones al amparo de la Ley 80 y se nutriría de primas que pagan los patronos al Fondo. La medida es de los representantes Carlos “Johnny” Méndez, José Enrique Meléndez y Antonio Soto.

Mientras que el proyecto 1662 crearía un seguro por despido injustificado mediante el pago de la prima al Fondo. Además, derivaría la Ley 80. El grupo de legisladores se reunió el sábado con el gobernador.

A preguntas de El Nuevo Día, Rosselló dijo que envió esta medida a la JSF y a los economistas del gobierno.  

“Yo he podido enviar el proyecto. Los economistas nuestros y de la JSF están evaluándolo. Es una cuestión de números y de que haga sentido. Lo importante de este proyecto es que empieza el work at will (trabajo a voluntad), que es lo que quiere la JSF, por un lado. Y, por otro lado, lo que querían los compañeros de la Cámara, del Senado y este servidor que exista una protección para los trabajadores. Creo que al hacer la transferencia del riesgo fuera del sector privado hacia el sector público, en la forma del Fondo del Seguro del Estado, cumple ese compromiso”, precisó el primer mandatario.  

Yo estoy de acuerdo en teoría. Hay que ver si, cumpliendo lo que el mismo Senado ponía de objeción anteriormente que era dejar desprovisto a la clase trabajadora en algunos tipos de mesada, esto mitiga esa preocupación”, agregó.  

Sin embargo, adelantó que, a su juicio, la medida 1662, cumple con los parámetros del acuerdo con la JSF.

“Me pareció un  proyecto que tiene los componentes para cumplir con el acuerdo. Pero, de nuevo, yo he visto la Cámara muy activa. Reconociendo los retos que tenemos en Puerto Rico, ahora le compete al Senado y obviamente a la JSF determinar si esto cumple con el acuerdo, número uno. Y número dos, al Senado ver si le van a autorizar a los senadores a que puedan tomar su determinación libre para permitir que este proyecto pase”, sostuvo Rosselló.

“Si la preocupación de algunos de los compañeros del Senado es que se dejaban desprovistos algunos trabajadores, lo cierto es que este proyecto contesta esa pregunta. Yo quiero cumplir con el acuerdo porque es lo mejor para Puerto Rico”, setenció.


💬Ver 0 comentarios