Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Cuando se acercaba la tormenta Beryl, Rosselló indicó en varias ocasiones que el sistema eléctrico estaba frágil ante los fenómenos atmosféricos. (EFE)

El gobernador Ricardo Rosselló anunció hoy que solicitará que que se extienda la estadía de los mega generadores instalados en Yabucoa y Palo Seco, mientras busca la forma de que puedan ser comprados para que se queden de forma permanente en Puerto Rico.

En los pasados días, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Agencia Federal paraManejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) confirmaron que en las próximas semanas los tres generadores, cada uno de 25 megavatios, serán removidos en una operación que se da en medio de la temporada de huracanes.

Mi petición es que se queden los generadores, número uno, y número dos, voy a estar trabajando en el mecanismo para poder comprarlos para Puerto Rico”, sostuvo Rosselló hoy, en conferencia de prensa.

Cuando se acercaba la tormenta Beryl, Rosselló indicó en varias ocasiones que el sistema eléctrico estaba frágil ante los fenómenos atmosféricos.

Pero la remoción ya estaba acordada, como refleja una minuta del mes pasado del Cuerpode Ingenieros del Ejercito de Estados Unidos (USACE, por sisglas en inglés) en relación al generador de Yabucoa.

“Estamos en temporada de huracanes y puede que en esta ocasión no pase un huracán o puede que sí. Pero en algún momento vamos a encontrar tropiezos, y estos generradores que tenemos en Yabucoa, Palo Seco y otras áreas, son un instrumento poderoso que podemos usar en esos lugares o moverlos hacia otro”, señaló Rosselló.

Añadió que “había una orden con FEMA que se había asignado el capital para poder hacer eso, para poder tenerlos temporeramente”.

“La petición que vamos a hacer de manera formal es que podamos seguir con ese pago temporero, que lo podamos adjudicar a lo que sea la compra, y entonces identificar capital para tener esos recursos en PR de cara hacia el futuro”, afirmó.

Hace unos días, al confirmar la salida de los generadores, FEMA informó en declaraciones escritas que USACE, “en una asignación de FEMA, es responsable del arrendamiento, generación y mantenimiento de tres mega generadores en Puerto Rico hasta que la AEE determine que hay suficiente generación de energía y/o transmisión”.

“Se determinó que la central eléctrica de Yabucoa tiene una transmisión de energía estable, por lo tanto, la AEE solicitó al USACE iniciar los esfuerzos de desmovilización del mega generador en Yabucoa el 18 de julio, y los otros dos en la central eléctrica de Palo Seco están pautados para iniciar (la ‘desmovilización) el 18 de agosto”, agregó.

Ningún funcionario de la AEE estuvo disponible para entrevista, pero en declaraciones escritas la AEE informó que “en el caso de los generadores que instaló” USACE “en Palo Seco, la Autoridad de Energía Eléctrica tiene una extensión de contrato por un mes más, mientras se completan los trabajos en la Línea 51,000”.

Posteriormente, USACE y FEMA circularon unas declaraciones similares que añaden: “Se determinó que la Central Eléctrica de Yabucoa tiene una transmisión de electricidad estable, que indica que ya no se necesita un generador en ese lugar. Por lo tanto, las labores de desmovilización del mega generador en Yabucoa comenzarán el 18 de julio. El alquiler, la generación y el mantenimiento de los dos mega generadores en la Central Eléctrica de Palo Seco continuarán hasta que AEE determine que hay suficiente generación y/o transmisión de electricidad”.

Sobre la salida de los generadores, el senador Eduardo Bhatia había denunciado que “el sistema eléctrico de Puerto Rico está demasiado frágil. Mi llamado es a solicitar al Cuerpo de Ingenieros una extensión para la remoción de dichos mega-generadores externos, hasta el 1 de diciembre de 2018, cuando la temporada de huracanes haya terminado”.

Mientras, el exrepresentante del consumidor ante la AEE, Juan Rosario, dijo que entendía la movida de Palo Seco, pero entendía que debían ser ubicados en áreas estragégicas. “Lo que no comprendo es Yabucoa. Ahí el problema es de transmisión. No lo deben remover”, sostuvo.

Por su parte, el presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, dijo que “esas plantas no hacen falta. Están prendidas porque las paga FEMA”. Abundó que Palo Seco “ya está en línea” cuando “se dijo que vientos de 60 millas lo tumbaban” y ahora “cuando completen las 51,000 habrá triple redundancia”.

“Aquí el problema es que hay compañías privadas que vinieron a lucrarse de la crisis en Puerto Rico. Con los millones que gastaron, hace tiempo hubieran comprado dos unidades nuevas en Yabucoa”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios