Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, durante una reunión que llevó a cabo con la comunidad puertorriqueña de la Florida Central. (horizontal-x3)
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, durante una reunión que llevó a cabo con la comunidad puertorriqueña de la Florida Central. (Carla D. Martínez / Especial El Nuevo Día)

El gobernador Ricardo Rosselló calificó hoy, viernes, como “shitty comments” (comentarios de mierda) las supuestas expresiones que se le adjudican al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La noche del jueves varios medios estadounidenses reportaron que Trump cuestionó por qué el país debe permitirle la entrada a inmigrantes que provienen de “shitholes”.  

Las fuentes de estos medios indicaron que los comentarios del presidente ocurrieron en una reunión con un grupo de senadores de los partidos Demócrata y Republicano para cambiar las reglas que afectan el ingreso a personas de países africanos y de Haití.

Rosselló indicó que “la presidencia debe ser una que acepta a todos. Necesita ser una presidencia para todos, no solo para algunos. Rechazo completamente esa noción. Pienso que es un comentario “s-h-i-t-t-y” (deletreo de la palabra en inglés shitty).  Es inaceptable. Estoy esperanzado de que se niegue que esto se llegó a decir, porque es surreal imaginar que el presidente dijo esto”.

El gobernador hizo sus expresiones durante una conferencia de prensa en Florida, lugar donde realizó una reunión de pueblo (townhall meeting).

Por su parte, la comisionada residente Jenniffer González rechazó las expresiones Trump y las catalogó de "denigrantorias y lamentables". 

"Nuestra nación es mucho más grande que eso. Los Estados Unidos se componen precisamente de inmigrantes, donde todos los seres humanos somos iguales", expresó en las redes sociales. 

Trump acudió a Twitter el viernes para negar que haya usado cierto "lenguaje" vulgar, durante una reunión privada con los legisladores. Sin embargo, ni él ni la Casa Blanca negaron tajantemente el más controvertido de sus comentarios: haber usado las palabras "países de mierda" para describir a las naciones africanas y decir que preferiría inmigrantes de países como Noruega.

"El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue rudo, pero éstas no fueron las palabras usadas. Lo que fue realmente rudo fue la extravagante propuesta hecha ¡Un gran revés para el DACA!".

Sin embargo, el senador Dick Durbin, el único demócrata en el despacho presidencial, puso en entredicho la versión del presidente.

"Dijo estas cosas llenas de odio y las dijo reiteradamente", aseguró Durbin el viernes.

 “Cuando se le preguntó sobre los haitianos (Trump) dijo ‘¿haitianos? ¿Necesitamos más haitianos?’”, añadió Durbin.

Trump se mostró especialmente preocupado el viernes por la caracterización de sus comentarios sobre Haití. El mandatario se refirió a un informe publicado en el diario The Washington Post, que decía "sáquenlos" en referencia a que los inmigrantes haitianos deberían ser excluidos de cualquier nuevo acuerdo aprobado por el Congreso.

Trump argumentó: "Nunca dije nada despectivo sobre los haitianos que no fuera decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con problemas".

"Nunca dije ‘sáquenlos’. Invento de los demócratas", escribió Trump. "Tengo una relación maravillosa con los haitianos. Probablemente debería grabar futuras reuniones: desafortunadamente ¡no hay confianza!".

La descripción despectiva de Trump de todo un continente sorprendió a los legisladores que asistieron a la reunión e inmediatamente revivió las acusaciones de que el presidente es racista.

"Las palabras usadas por el presidente, tal como me las relataron inmediatamente después varias personas que asistieron, no fueron ‘rudas’, sino que fueron aborrecibles y repulsivas", declaró el senador Jeff Flake.

"Creo que fue tonto, irresponsable e infantil", afirmó el representante Mike Simpson, republicano por Idaho. "Él es el presidente de Estados Unidos. Así no es como debe comportarse un presidente".

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo que el lenguaje vulgar fue "muy desafortunado y poco útil".

Trump no respondió a las preguntas que le gritaron los reporteros sobre sus comentarios durante un acto en el que firmó el viernes una proclamación por el Natalicio de Martin Luther King Jr., que es el lunes próximo. Calificó a King de un "gran héroe estadounidense".


💬Ver 0 comentarios