(semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (David Villafañe)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares destacó hoy que, contrario a las afirmaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el gobierno federal ha desembolsado apenas $5,300 millones para atender la emergencia y los daños provocados hace 18 meses por los huracanes Irma y María.

En un encuentro con senadores republicanos, Trump indicó que la Isla tiene asignaciones ascendentes a $91,000 millones para la recuperación. Públicamente, sin embargo, solo se ha anunciado la asignación de $41,000 millones en proyectos, la gran mayoría de los cuales ni han comenzado.

“Lo que ha venido a Puerto Rico es como $5,300 millones de los cuales la mayoría fue para los trabajos de emergencia como los techos azules y la reparación de la red eléctrica. Solamente como $100 o $200 millones han sido para reparaciones permanentes”, dijo Rosselló Nevares durante uno de los múltiples foros sobre la economía y las inversiones en Puerto Rico que la Escuela de Negocios Wharton, de la Universidad de Pennsylvania, llevó a cabo en un hotel de San Juan.

Según Rosselló Nevares, esta y otras afirmaciones similares son las que han confundido al presidente Trump sobre los asuntos asociados a Puerto Rico. El gobernador recordó que el presidente en un momento afirmó que el gobierno de Puerto Rico quería pagar la deuda de la isla usando los fondos de la reconstrucción.

“Eso no es solo engañoso, sino que es imposible”, dijo Rosselló Nevares ante un nutrido grupo de académicos, estudiantes, políticos y líderes empresariales.

El mandatario indicó que es difícil impulsar una agenda sobre las necesidades de Puerto Rico y la necesidad de inversión federal cuando “alguien con un micrófono más grande (Trump) cambia el debate”. Y para colmo usa argumentos que no están sustentados con datos o información válida.

Insistió en que, salvo por el Departamento de Vivienda estadounidense, la administración de Trump ha sido sumamente lenta atendiendo la reconstrucción de Puerto Rico, si se utiliza como estándar lo experimentado por la ciudad de Nueva Orleans, en el estado de Louisiana, tras el paso del huracán Katrina en 2005.

Rosselló Nevares indicó que 18 meses después de aquel desastre habían encaminados 24,000 proyectos de reconstrucción y recuperación. Puerto Rico, en ese mismo periodo, hatenido 46, dijo el ejecutivo.

“Eso debe darles una idea del trato desigual que ha recibido Puerto Rico”, dijo.

El gobernador indicó que para resolver el gobierno de Puerto Rico “se tiene que sentar” con los funcionarios estadounidenses, incluyendo el presidente Trump, para atender los problemas que se enfrentan.

Precisamente, un encuentro entre Rosselló Nevares y Trump generó controversias la semana pasada cuando ayudantes del presidente presionaron para que el político boricua desistiera de su intento por hablar con el inquilino de la Casa Blanca.

La actitud de la Casa Blanca fue interpretada como la de un “bully” o abusador, asunto que llevó a que el gobernador “metafóricamente” afirmara que golpearía a Trump por el trato abusivo que ha tenido con los puertorriqueños y los miembros de su gabinete.

 Durante el evento, el gobernador también promovió los beneficios contributivos de las zonas de oportunidades, explicó las metas energéticas de su administración, destacó las reformas en las agencias, las coincidencias y diferencias que tiene con la Junta de Supervisión Fiscal y las iniciativas para detener la emigración de puertorriqueños.


💬Ver 0 comentarios