El gobernador Ricardo Rosselló se reúne con Rolando Ortiz, alcalde de Cayey y presidente de la Asociación de Alcaldes, así como Carlos Molina, alcalde de Arecibo y presidente de la Federación de Alcaldes. (GFR Media) (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló se reúne con Rolando Ortiz, alcalde de Cayey y presidente de la Asociación de Alcaldes, así como Carlos Molina, alcalde de Arecibo y presidente de la Federación de Alcaldes. (GFR Media)

Carolina - La medida -aprobada en ambos cuerpos de la Legislatura- para eximir a los municipios de la aportación a la tarjeta de salud por los próximos dos años será firmada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

Sin embargo, advirtió que para que finalmente la medida se convierta en ley, no debe haber una “objeción” en cuanto al asunto

De esta forma, Rosselló Nevares se refirió de manera indirecta a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), ente que controla las finanzas de la isla y que debe avalar cualquier medida relacionada a las finanzas. La JSF aún no ha emitido públicamente su parecer en cuanto a este proyecto de ley, aprobado la semana pasada tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

Rosselló Nevares dijo que favorecerá las medidas que alivien la carga económica de los municipios. 

“El objetivo de que se le pueda reducir la carga a los municipios o eliminarla, como es el caso del proyecto, sí estamos muy alineados. Y si no hay una objeción principal, pues por supuesto, que la estaré firmando”, sostuvo el primer ejecutivo. 

“Mi objetivo, ya por los pasados cinco meses, es identificar algún mecanismo por el cual yo pueda reducir ese impacto a los municipios. Hay una realidad de que existe un plan fiscal y un nuevo modelo para Puerto Rico”, agregó.

El proyecto (P. de la S. 879), impulsado por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, por petición de los alcaldes, enmienda la ley orgánica de la Administración de Seguros de Salud (ASES) para que en los años fiscales 2018-19 y 2019-20 los municipios no paguen los $168 millones del plan de salud del gobierno. 

Los alcaldes abogaron por este proyecto para obtener un alivio ante la crisis fiscal que también afrontan los ayuntamientos. 

La medida establece que la exención no tendría impacto fiscal puesto que el dinero para la tarjeta de salud para los próximos dos años está cubierto con una asignación de $4,800 millones de Medicaid.


💬Ver 0 comentarios