El gobernador detalló en su menaje de presupuesto que invertirá en la seguridad, salud y educación, y que desea atraer nuevas industrias a Puerto Rico.

Ponce - El gobernador Ricardo Rosselló insistió hoy en presentar un presupuesto para el 2020 ascendente a $9,624 millones, pasando por alto las recomendaciones de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), a cuyos miembros acusó de “obstaculizar la obra en beneficio de los puertorriqueños” y de intentar “imponer injustas medidas contra los más vulnerables”.

En lo que fue el primer mensaje de presupuesto que ofrece un gobernante fuera de la Asamblea Legislativa, el gobernador no vaciló en decir que el ente a cargo de las finanzas de la isla ha actuado de manera irresponsable, “errática” y en menosprecio de los puertorriqueños “más vulnerables”.

De esta forma, contrastó su administración con la JSF para concluir que “todas las proyecciones que nuestra administración ha presentado se han cumplido y hemos superado anualmente las expectativas de recaudos”.

Rosselló Nevares recalcó a lo largo de su mensaje que el gobierno puede cumplir con el pago de las pensiones, proveer servicios y pagar la deuda en un futuro cercano. Dijo que el Estado tiene, “en caja”, $6,000 millones.

La JSF ha sugerido un presupuesto para el próximo año fiscal de $9,100 millones. La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, ha sido puntual en decir que aunque hay dinero en las arcas del gobierno es necesario ahorrarlo puesto que próximamente deben comenzar a pagar la deuda como parte del proceso de reestructuración.  

“Algunos detractores argumentarán que eso se debe a que no se está pagando la deuda.  A esos les aclaramos que,, es precisamente gracias a economías sin precedentes en nuestra historia que podremos reestructurar la deuda a niveles insostenibles, cumplir con nuestros retirados y proveer servicios al pueblo”, dijo el gobernador.

El primer ejecutivo inició su alocución dejando claro que se propone destinar gran parte de las partidas presupuestarias a las áreas de policías y seguridad, educación y salud.

De inmediato, recibió la ovación de decenas de policías que horas antes de que empezara el mensaje fueron ubicados en cinco hileras de sillas destinadas para el público.

El gobernador optó por ofrecer su mensaje en el Complejo Ferial de Ponce, según se informó, porque el techo de la Cámara de Representantes está en reparación. Las minorías del Partido Popular Democrático y del Partido Independentista Puertorriqueño no asistieron al mensaje. Tampoco lo hizo el senador independiente, José Vargas Vidot.

“Quiero demostrar con evidencia que ante críticas situaciones económicas y fiscales ,ante situaciones catastróficas provocadas por la naturaleza, hemos tomado las acciones correctas. Quiero demostrarles que hoy tenemos dinero en caja para poder pagar las pensiones y cumplir con los compromisos de nuestra política pública”, aseveró el gobernador, quien de inmediato fue ovacionado por un público que mayormente estuvo constituido por seguidores del Partido Nuevo Progresista.

De hecho, los vítores y las ovaciones propios de un acto político fueron constantes durante el mensaje en el que la mayoría novoprogresista se convocó como una comisión toral conjunta especial. Rosselló Nevares avivaba a los presentes repitiendo la frase “Nuevamente, el tiempo nos dio la razón.

El gobernador hizo un recuento de su gestión desde febrero del 2017 haciendo énfasis en los encontronazos y controversias que ha tenido con los miembros de la JSF. Reiteró que defendería las pensiones de los jubilados frente a la JSF que propone su reducción a partir del próximo año.

Rosselló Nevares recordó la intención de la Junta de colocar a Noel Zamot como oficial de transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica, lo que fue frenado por una decisión judicial.

Recordó incluso como para septiembre del 2017 cuando la isla fue azotada por el huracán María, “La Junta de Supervisión Fiscal desapareció del panorama”.

“En lugar de presentarse como una entidad solidaria con nuestro pueblo, fueron cómplices por su inacción del golpe que recibimos a través de una reforma contributiva federal”, dijo el primer ejecutivo.

También habló del momento, 29 de junio, en que la JSF requirió la eliminación del bono de Navidad. El gobernador alardeó de haber pagado el bono, pese a la directriz y de inmediato repitió la misma frase: “Nuevamente, nos ha dado la razón”.

En varias instancias del mensaje, Rosselló Nevares aludió a la “ausencia” de la Junta en momentos que dijo eran importantes para Puerto Rico como consideraciones de medidas que asignaban mayores beneficios y ayudas para la isla.

Al concluir su recuento, Rosselló Nevares alegó haber resumido los eventos más significativos de su gestión previo a la confección del presupuesto.

“El desarrollo de los acontecimientos que hemos relatado demuestra, fuera de toda duda, que las proyecciones económicas y fiscales en que la Junta fundamentó sus exigencias al gobierno de Puerto Rico no eran correctas”, dijo Rosselló Nevares.

El gobernador también aprovechó su mensaje para atribuirse reducciones en el desempleo y la cifra de asesinatos y para indicar que ha invertido en tecnología para las escuelas.

Asimismo, mencionóque el presupuesto contempla un alza salarial para los maestros y los policías, asunto que tiene el aval de la JSF aunque el gobernador no lo mencionó.


💬Ver 0 comentarios