El gobernador Ricardo Rosselló, (Pablo Martínez Rodríguez ) (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló, (Pablo Martínez Rodríguez )

El gobernador Ricardo Rosselló reafirmó hoy que no existe justificación para que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) haya rechazado en menos de 24 horas el presupuesto sometido por su administración y sostuvo que no va a permitir que violenten los poderes del gobierno para establecer política pública. 

Aunque reconoció que el presupuesto para el próximo año fiscal 2019-2020 podría ser impuesto por la Junta, puntualizó que acudirá ante los tribunales si el organismo federal insiste en extralimitarse en su rol. “Hay una serie de consideraciones que estamos evaluando y que si entendemos que se extralimitan nuevamente de su rol para tratar de imponer a la trágala política pública, los vamos a llevar a los tribunales”, señaló Rosselló.

Durante la discusión del presupuesto vigente, Rosselló lanzó la misma advertencia de acudir ante los tribunales, pero en aquel entonces, explicó, el Gobierno contaba con unas reservas que le permitieron mantener las operaciones sin trastocar los servicios.   

“En aquel momento, recuérdense, que el mecanismo de la Junta era un poco más amplio en término de las partidas. Se sospecha que ahora van a ser un poco más específicos, lo cual sería en contra del espíritu de la Ley Promesa y nosotros tenemos ya nuestra estrategia legal para ir adelante”, sostuvo.

El jueves pasado, la Junta envió una carta al gobierno en la que notificó que el presupuesto enmendado de $9,624 millones estaba incompleto y sobrepasada el gasto establecido en el plan fiscal certificado.

Rosselló insistió que el presupuesto preparado por su administración cumplía con la reducción de $100 millones en nómina, $300 millones en gastos operacionales y $43 millones en gastos de capital, entre otras exigencias de la JSF.

Las principales diferencias del presupuesto enmendado son el aumento de $166 millones para el pago de las pensiones y de $120 millones para el pago de la Administración del Seguro de Salud (Ases), luego de que eximió a los municipios de aportar ese dinero.

“No hay justificación para un rechazo inmediato al presupuesto como lo hicieron, denota que ya tenían su mente hecha y que están tratando de violentar lo que son los poderes del gobierno electo de puerto rico para establecer la política pública, no lo vamos a permitir. Vamos a seguir trabajando y luchando”, señaló Rosselló.

Sobre el aumento de $262 millones, el cual se distribuiría entre el programa de Educación Especial, el programa de vales educativos y la implementación de escalas salariales para los maestros, Rosselló dijo no entender el rechazo, porque había discutido con la JSF. “Ellos habían visto esto con buenos ojos en el pasado. No entiendo que cambió, lo cierto es que nosotros establecimos (el dinero) por partida”, dijo.

Mientras, reafirmó su rechazo a un posible recorte a las pensiones de los servidores públicos. “Entendemos que, además, de ser inmoral e injusto es innecesario y encima de eso es mala política pública”, señaló al indicar que ya han recortado el presupuesto “a los niveles más altos” para “acomodar las pensiones”.


💬Ver 0 comentarios