Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una mujer en Kissimmee fue escoltada mientras vociferaba reclamos ante las cámaras y otra fémina le gritaba "vende patria" al gobernador

Kissimmee, Florida – Decenas de personas, la mayoría puertorriqueños comenzaron a llenar uno de los salones del Centro Cívico de esta ciudad donde el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, encabezará una reunión pública donde se espera ofrezca un reporte sobre los trabajos de recuperación en la isla tras el paso del huracán María hace casi cuatro meses.

Pero ha trascendido también que el primer mandatario aprovechará la ocasión para exhortar a los boricuas que participen en el proceso electoral para apoyar a políticos que sean afines con Puerto Rico y que ayudan a la isla en momentos que atraviesa, por quizás, la peor crisis socioeconómica de su historia.

Una de las primeras en llegar al lugar fue Olga Fuentes, natural de Caguas, y quien se trasladó aquí tras el paso del ciclón. “Vivo en Saint Cloud con unos familiares, pero vuelvo a Caguas y vine aquí para respaldar a Rosselló y porque quiero que la isla sea ya el estado 51”, dijo entusiasta mientras sujetaba unas pequeñas banderas de Puerto Rico y Estados Unidos. Las banderitas estaban colocadas en cada silla del salón antes de que entrara el público.

“Me gusta todo aquí, pero quiero regresar a mi país”, insistió.

La actividad, que estaba planificada para iniciar a las 10:00 a.m. estaba retrasada pues llegó más público del esperado y los organizadores estaban en el proceso de remover unas paredes movibles para acomodar a los que hacían fila afuera.

“Sé que Rosselló viene a hablar sobre las necesidades de la isla y toda la ayuda que aún falta para levantar la isla”, dijo Fuentes.


💬Ver 0 comentarios