El gobernador Ricardo Rosselló notificó la gestión a través de una carta. (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló notificó la gestión a través de una carta. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló retiró hoy, miércoles, el plan de reorganización que hubiese creado la Junta Reglamentadora de Servicio Público. La noticia salió a relucir en la sesión mañanera del Senado.

Bajo esa entidad hubieran estado agrupadas la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, la Comisión de Servicio Público, la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR), la Administración de Energía y la Oficina Independiente de Protección al Consumidor.

Previo a la determinación, el caucus de la mayoría novoprogresista en el Senado estuvo a la espera de una determinación de La Fortaleza en torno al futuro del plan de reorganización, indicó el vicepresidente del cuerpo legislativo, Larry Seilhamer.

El senador se reunió ayer en la tarde con el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario, para expresarle directamente sus preocupaciones en torno al plan, específicamente en lo que concierne a la Comisión de Energía.

Vi buen ánimo”, expresó Seilhamer al describir la reacción de Rosario. “Dijo que lo iba a discutir con el gobernador".

El legislador le planteó a Rosario su preocupación en torno a cómo este plan reduce la cantidad de comisionados dentro de la Comisión de Energía de tres a uno, centrando en una sola persona la toma de decisiones. 

No es un ejercicio y análisis de un grupo colegiado”, sostuvo el senador. “Mi propuesta es que se mantenga al menos como está, que sean tres comisionados”.

Seilhamer también confesó que tenía reparos en torno a la facultad que tendría el gobernador de remover por cualquier motivo a quien sería el nuevo comisionado de energía. También abogó por que las decisiones que se tomen en la CEPR sean apelables, no ante el presidente de la nueva Junta, sino en el Tribunal de Apelaciones, como dictamina el estado de derecho actual. 

El senador Carmelo Ríos también se opuso a la ubicación de la CEPR bajo dicha junta. También tuvo reparos en que la Junta de Reglamentadora de Telecomunicaciones fuera reubicada como un negociado.

En cuanto a la JRT, me preocupa que un solo comisionado tenga todo el expertise versus el esquema (actual) de tres comisionados”, dijo Ríos al hacer también referencia a que en las decisiones finales del nuevo negociado de telecomunicaciones entrarían comisionados de temas totalmente distintos: servicio público y transporte y energía. Argumentó que la ubicación de la JRT en la nueva junta no representará ahorros para el fisco, ya que su presupuesto se nutre de fondos de las empresas privadas de este sector y fondos federales.

“Reconozco que ese modelo existe en otros estados y está basado en las mejores prácticas. Sin embargo, el concepto de aplicarlas mejores prácticas tiene que ir de la mano con las mejores prácticas que le convengan a Puerto Rico. En este momento histórico, aunque ese plan está lleno de buenas intenciones, no es lo que necesitamos ahora. Entiendo que la CEPR debe existir, debe ser independiente más cuando vamos a privatizar. Debe estar fuera (de la Junta)”, puntualizó Ríos previo a la decisión de Rosselló. 

En cuanto a la JRT, contó que varios representantes de la industria se han acercado a él para expresar su preocupación. “Si la industria de telecomunicaciones no tiene confianza en el regulador, eso puede redundar en que no haya inversión nueva en Puerto Rico”, dijo al reconocer que integrantes del caucus podrían diferir de su postura. 

Se discutirá y se verá si hay acuerdo”, agregó.

La JRT se expresó a favor del plan de reorganización en una vista en la Cámara de Representantes.

Mientras, el senador Eduardo Bhatia, creador de la Comisión de Energía,  expresó antes de que se retirara el proyecto de reorganización que se oponía porque la CEPR tiene la facultad de regular las tarifas de la AEE y compañías privadas de energía, establecer reglamentos de microredes, fomentar la energía solar mediante reglamentos y evaluar propuestas de compañías de energía privadas.

Alguien tiene que regular, tiene que poner las reglas en Puerto Rico de cuánto va a ser el costo de la energía para que no se dispare. Además, cómo vamos a movernos a energía renovable y cómo habrá una competencia igual para todo el mundo, que no sea desleal”, dijo Bhatia al argumentar que la CEPR tendría la facultad, como ente independiente, de establecer un campo nivelado para la competencia justa entre entes privados.

Ante este cuadro, advirtió que el nuevo comisionado de energía sería de libre remoción por orden del primer mandatario de aprobarse el nuevo plan.

“Si toma una decisión que no le guste al gobernador, sabe que lo pueden remover”, dijo. 

En la actualidad, la remoción del director de la CEPR solo podría ser alcanzada mediante un pleito judicial.

“Hasta el 2014 no había CEPR y la AEE hacía lo que le daba la gana”, dijo. “Nadie le exigía como ocurre ahora un plan integrado de recursos, que es básicamente decir, en cinco años a donde se debe mover la energía en Puerto Rico”, agregó.

“Debe haber una entidad con independencia de escoger que es lo mejor para Puerto Rico”, insistió.


💬Ver 0 comentarios