Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La actividad tiene el propósito de concienciar sobre la problemática relacionada al
La actividad tiene el propósito de concienciar sobre la problemática relacionada al "acceso descontrolado a las armas de fuego. (Ramón “Tonito” Zayas)

El gobernador Ricardo Rosselló, encomendó al Departamento de Estado de la isla organizar la "Marcha por la Vida", en solidaridad con el evento que se llevará a cabo en Washington el próximo 24 de marzo.

La actividad, originada en la capital federal, tiene el propósito de concienciar sobre la problemática relacionada al "acceso descontrolado a las armas de fuego, lo que ha provocado múltiples masacres", anunció hoy en un comunicado Rosselló.

"Estamos encomendando al Departamento de Estado la organización de la 'Marcha por la Vida' en Puerto Rico, extendiendo la invitación a todas las organizaciones cívicas, religiosas y del sector privado interesadas, a que se unan a esta expresión de nuestra sociedad en un reclamo para establecer mayores controles en la adquisición de armas de fuego", sostuvo el gobernador.

El primer ejecutivo resaltó que "Puerto Rico es la jurisdicción con más controles en la regulación de permisos para poseer armas de fuego en Estados Unidos".

Asimismo, el primer mandatario indicó que es necesario crear conciencia sobre la vinculación directa entre el acceso descontrolado a las armas de fuego y los actos de violencia que terminan en las masacres que han cobrado la vida de inocentes en establecimientos públicos y centros educativos.

"Como ciudadanos de Estados Unidos, la voz de los puertorriqueños se hará sentir el 24 de marzo en una manifestación pública organizada por el gobierno de Puerto Rico, junto con todos los sectores de nuestra sociedad que interesen participar", expresó el primer mandatario.

La fecha mencionada por el ejecutivo es la misma que los estudiantes de la escuela secundaria de Stoneman Douglas High School, en Parkland, Florida, han propuesto para realizar una marcha nacional para pedir mayor control de armas.

Rosselló también comentó que bajo su administración "seguiremos siendo una jurisdicción sumamente rigurosa con la obtención de armas. Continuaremos garantizando la seguridad de nuestra gente por encima de todo". 

No dará paso a flexibilización de la Ley de Armas

De hecho, el ejecutivo anticipó que no avalará ningún proyecto de ley que busque flexibilizar el otorgamiento de licencias de armas de fuego, así como su uso y portación.

“La posición nuestra es bien clara. Viendo lo que está ocurriendo a nivel de los Estados Unidos, nosotros tenemos que rechazar lo que sean controles laxos a tener acceso a estas armas. Es simplemente una tragedia que no se debe repetir”, dijo Rosselló.

No debemos ir en otra dirección que no sea asegurar que estas armas no caigan en las manos equivocadas. Esto como parte de una iniciativa completa: tanto los controles -que ya los tenemos y que nos comprometemos como jurisdicción en mantener- y/o mejorar esos controles como también trabajar con la portación de armas ilegales, que es un gran problema aquí en Puerto Rico. Que sepan esos criminales que no le vamos a dar tregua”, abundó el primer ejecutivo.

Sus expresiones se producen en momentos en que el Senado discute una medida, de la autoría del senador Nelson Cruz, que busca flexibilizar en Puerto Rico las licencias de armas de fuego, así como su uso y portación. Al momento, el proyecto de ley está bajo el escrutinio de la Comisión de Seguridad Pública, presidida por el senador Henry Neumann.

Neumann ha adelantado que la medida sufrirá enmiendas, sobre todo, tras el tiroteo mortal registrado en una escuela secundaria de Florida. A raíz de ese hecho, ha dicho el senador, las enmiendas que propondrá son más que pertinentes.


💬Ver 0 comentarios