Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Marco Rubio (semisquare-x3)
Rubio se ha expresado a favor de la estadidad y de que se utilice una  ley federal presupuestaria de 2014 para ayudar a financiar un referéndum local estadidad sí o no. (Archivo / Bloomberg) (David Villafañe)

WASHINGTON - El exgobernador Luis Fortuño, la delegada Zoraida Fonalledas y la representante Jenniffer González anunciaron hoy su respaldo a la precandidatura presidencial del senador Marco Rubio (Florida), garantizándole por lo menos tres de los 23 votos de los republicanos de Puerto Rico en la convención de julio en Cleveland (Ohio).

Tras el retiro del exgobernador de Florida Jeb Bush de la contienda, los tres dirigentes del Partido Republicano de Estados Unidos en Puerto Rico oficializaron esta mañana su apoyo a Rubio.

Fortuño, quien es delegado de Puerto Rico ante el Grand Old Party (GOP) pues aunque trabaja en Washington mantiene su domicilio en la Isla, dijo que Rubio "puede inspirarnos hacia la grandeza" y tiene la visión y los valores para ser un gran presidente. 

"Necesitamos un presidente como Marco que fue criado en una familia que entiende lo que significa tener que luchar, perseverar y alcanzar el sueño americano", indicó Fonalledas, delegada de Puerto Rico ante el GOP.

González, presidenta del Partido Republicano en la Isla y portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, sostuvo que Rubio reconoce "los muchos ciudadanos hispanos que comparten los ideales conservadores de nuestro partido y entienden el valor del trabajo, la familia, la comunidad y la iglesia", y en particular a los puertorriqueños que buscan "alcanzar la plena igualdad como estadounidenses".

Por sus puestos en el GOP, Fortuño, Fonalledas y González tienen votos garantizados en la convención de julio en Cleveland (Ohio) que oficializa quien será el candidato presidencial republicano.

Los otros 20 delegados de Puerto Rico se seleccionan en la votación del 6 de marzo.

Rubio se ha expresado a favor de la estadidad y de que se utilice una  ley federal presupuestaria de 2014 para ayudar a financiar un referéndum local estadidad sí o no. Pero, contrario a Jeb Bush, no favorece que se le conceda ahora acceso a Puerto Rico al capítulo 9 de la ley federal de quiebras, para poder reestructurar su deuda pública.

Jeb Bush y su familia han estado por décadas muy cerca del  movimiento estadista de la Isla. El exgobernador de Florida, además, era el único precandidato presidencial republicano a favor de que el gobierno de Puerto Rico pueda reestructurar la deuda de sus empresas públicas por medio del código federal de quiebras.

Fonalledas es además una de solo cinco personas que formó parte del comité especial del Grand Old Party (GOP) que en 2013 recomendó, tras la derrota electoral del 2012, mayor apertura hacia la comunidad hispana, otras minorías, las mujeres y la juventud.

En ese sentido, Fonalledas indicó ayer que confía en que los avances que  se vieron en 2014, cuando el GOP recuperó la mayoría del Senado y de las gobernaciones de Estados Unidos, sean abrazadas por el próximo  candidato presidencial.

En la contienda republicana de Puerto Rico, un precandidato que obtenga 50% más uno de los votos podrá obtener los 20 delegados en disputa.

Si nadie obtiene 50% más uno, los delegados se distribuyen proporcionalmente entre los que logren por lo menos el 20% de los votos.

Esta noche, los cinco precandidatos presidenciales republicanos que quedan  -Trump, Rubio, el senador Ted Cruz (Texas), el gobernador de Ohio, John Kasich, y el neurocirujano Ben Carson-  se enfrentan en los caucus de Nevada. Luego tendrán 14 contiendas el "supermartes" del 1 de marzo y otras cuatro más el 5 de marzo.

Tras la votación de  Puerto Rico, Florida será uno de los estados más importantes, el 15 de marzo.

Para Fonalledas, "el que gane Puerto Rico va a tener impulso hacia Florida y enviará un mensaje a los puertorriqueños" de ese estado.

Fuerte Donald Trump

Aunque Trump no ha ido a hacer campaña en San Juan, su representante piensa que la popularidad del magnate estadounidense es muy fuerte en la Isla y le puede llevar a un triunfo el 6 de marzo.

"En la calle, la gente está loca con Trump. No se habla de más nadie", indicó el  empresario John Regis, quien es el enlace directo en Puerto Rico con el comité de Trump.

Por el calendario, que incluye un debate televisado el 3 de marzo en Detroit (Michigan), Regis no cree que Trump vendrá a hacer campaña a la Isla.

Pero, aunque no dio un apoyo directo a la estadidad, Regis considera positiva la declaración de Trump, en el sentido de que "se debe tomar en cuenta la voluntad" del  pueblo  en cualquier referéndum de status, incluido un voto por  la estadidad.

Trump va al frente en la contienda primarista, tras ganar en Nueva Hampshire y Carolina del Sur. Llegó segundo en Iowa detrás de Cruz.

Aunque ha alarmado a muchos por, entre otras cosas, afirmar que los inmigrantes mexicanos son mayormente traficantes de drogas, "delincuentes" y "violadores", Regis piensa que "los puertorriqueños han entendido que los comentarios de Trump iban dirigidos a los inmigrantes ilegales" y se preocupan más por "lo que le puede pasar a Puerto Rico".


💬Ver 0 comentarios