Jenniffer González dijo que
Jenniffer González dijo que "estamos comprometidos a buscar la estadidad y hay que ‘transicionar’ hacia eso". (David Villafañe)

Washington - El Senado ratificó ayer (51-47) iniciar las negociaciones con la Cámara baja sobre la reforma contributiva federal, un proceso al cual los principales representantes de la isla llegan sin resolver diferencias que se amontonan sobre el debate de status.

Los senadores republicanos que formarán parte del comité de conferencia que negociará con la Cámara estarán encabezados por el presidente del Comité de Finanzas, Orrin Hatch, anunció anoche el líder de la mayoría, Mitch McConnell. Los otros siete republicanos en el comité serán el presidente del Comité de Presupuesto, Mike Enzi; la presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales, Lisa Murkowski, John Cornyn, John Thune, Rob Portman, Tim Scott y Patt Toomey.

Una fuente legislativa indicó que pese a que se ha dado como meta completar los trabajos antes de la Navidad, las negociaciones entre el liderato están adelantadas y no descartó que concluyan en días.

Otros solo confían que termine antes de la Navidad, pues el Congreso está cerca de un acuerdo para extender sus trabajos hasta el 22 de diciembre, una vez aprueben una nueva resolución temporal que mantenga el mismo nivel de asignaciones y evite un cierre parcial del gobierno federal.

En momentos en que parece estar descartado el arbitrio de 20% sobre los productos manufacturados por Corporaciones de Control Foráneo (CFC) que son vendidos a sus matrices en EE.UU. –recomendado en la versión cameral–, la presión del gobierno de Ricardo Rosselló, la industria privada y líderes del Partido Popular Democrático (PPD) se centra en lograr excluir a Puerto Rico del impuesto de 12.5% sobre los activos intangibles de las empresas foráneas que impulsa el Senado.

La comisionada Jenniffer González ha dicho que promueve que haya una tasa tributaria menor entre las CFC que hacen negocios en la isla y las que están basadas en otros países. Pero, ayer hizo claro que lo percibe como una transición para que luego se conviertan en empresas domésticas.

Como parte de reuniones con republicanos del Congreso, la comisionada González, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, y otros legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP) se entrevistaron con el speaker Paul Ryan y el portavoz de la mayoría, Kevin McCarthy.

Ryan les reiteró que busca alternativas para la isla.

La principal ruta de la comisionada ha sido buscar créditos por nómina e inversiones para empresas que hacen negocios en Puerto Rico como corporaciones domésticas. “Estamos llegando a un lenguaje sobre Puerto Rico”, dijo González.

La invitación de la comisionada a legisladores del PNP no incluyó al gobernador Rosselló, cuyas propuestas principales –dirigidas a una exclusión total de las CFC de los nuevos impuestos que impulsa la reforma– González no ha abrazado e insistió en que no tienen posibilidades.

Tanto el gobierno de la isla como el sector privado consideran que en momentos en que se reduce la tasa corporativa en EE.UU. de 35% a 20%, los nuevos impuestos a las CFC darán un golpe mortal al sector manufacturero.

“Lo que se ha propuesto” como reforma contributiva federal “es devastador para la isla”, reconoió la comisionada, al indicar que “aquí no hay nadie que esté a favor (de los proyectos) como están”.

Junto con el impuesto del Senado a los activos intangibles –como patentes, marcas y nuevos desarrollos tecnológicos–, los dos proyectos de reforma contributiva también impondrían una tasa contributiva global mínima a las CFC.

Al responder preguntas después de una conferencia de prensa con Rivera Schatz y Méndez, la comisionada González defendió que cualquier tasa más baja para las CFC de Puerto Rico, en comparación con otros países, sea una transición para que se transformen en empresas domésticas. “Estamos comprometidos a buscar la estadidad y hay que ‘transicionar’ hacia eso”, indicó.

En evidente referencia al apoyo del gobernador Rosselló a eximir a las CFC de Puerto Rico de los nuevos impuestos permanentes que propone la reforma, Rivera Schatz leyó del plan electoral del PNP.

“El gobernador, al igual que la comisionada y todos los que aspiramos bajo la insignia de la Palma, suscribimos que toda gestión dirigida a lograr un ‘desarrollo social y económico para Puerto Rico tiene que estar vinculada con la descolonización y la estadidad’. Eso lo escribió el gobernador y nos pidió que lo respaldáramos. En eso lo estamos respaldando”, indicó Rivera Schatz.

Las CFC son incompatibles con la estadidad.

Una fuente del Ejecutivo sostuvo que el gobernador ha estado siempre dispuesto a que la tasa más baja para las CFC sea temporal y dijo que se presentó lenguaje para que los nuevos impuestos se establezcan “paulatinamente”.

En San Juan, el gobernador Rosselló afirmó que su posición “es bien clara” con respecto a la oposición fundamental a nuevos arbitrios o impuestos por productos manufacturados por las CFC en Puerto Rico.

“¿Queremos que nos traten igual a los estados en esto, donde nos eximen de los impuestos que le pondrían a las jurisdicciones foráneas, o queremos que nos impongan esos impuestos? Estoy solicitando que nos traten igual que a los estados. Si somos parte de EE.UU., en términos de aduana se nos debe tratar igual”, indicó.

Pero Rosselló advirtió que, al referirse a que se considere a Puerto Rico como jurisdicción doméstica, no significa buscar que los residentes de la isla tengan que rendir planillas federales y pagar contribuciones federales sobre ingresos, a lo que han estado dispuestos algunos legisladores del PNP.

En la conferencia de prensa en el Congreso, la comisionada indicó que ha estado en conversaciones constantes con el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado.

En un documento que circuló sobre sus posibles enmiendas –entre ellas la extensión a Puerto Rico de zonas de inversión y créditos por nómina e inversión–, no se alude a reducir la tasa de las CFC, pero la comisionada dijo que “eso es (un documento) general” y tampoco menciona otras propuestas como las “zonas libres”.

La comisionada afirmó que, como el gobierno y la industria, en sus propuestas toma en cuenta la importancia de preservar los ingresos que ahora recibe el gobierno Puerto Rico por medio del arbitrio del 4% a las CFC –unos $2,000 millones anuales–, el cual les acredita el Departamento del Tesoro a las empresas.

Ante los planteamientos de líderes del PNP a favor de acabar con el concepto de las CFC en Puerto Rico, el presidente de la Asociación de Industriales, Rodrigo Masses, afirmó: “No lo entiendo”. Para Masses, proponer “liquidar” las CFC, como dicen legisladores del PNP, “diluye el mensaje y afecta lo que hacemos”.

Anoche, 17 miembros del Caucus Hispano del Congreso, incluidas su presidenta, Michelle Luján, y Nydia Velázquez enviaron una carta al liderato republicano del Congreso para advertir que en medio de la catástrofe del huracán María, los proyectos de reforma contributiva federal evitarán que Puerto Rico pueda recuperarse.

Tras llegar el martes a Washington, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, indicó ayer que los asuntos de Puerto Rico parecen estar fuera del radar de los republicanos del Senado.

“En la Cámara no está clara cuál es la propuesta del gobierno”, dijo Bhatia al indicar que la comisionada parece limitarse a una política pública de “no hagas daño” distinta a las exenciones que buscan la industria. Bhatia dijo que lo clave no es si la estructura tributaria de las empresas de EE.UU. en Puerto Rico es doméstica o extranjera, y aseguró que no es lo que analiza el Congreso. “Lo importante es que garanticen los empleos y recaudos”, expresó.

Jeffrey Farrow, quien fue copresidente del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca de Bill Clinton sobre Puerto Rico y asesora a grupos estadistas, afirmó que “el resultado más probable es que nada va a cambiar”.

“Hay una buena oportunidad de lograr incentivos contributivos por nómina en Puerto Rico e inversiones en plantas y equipos (para las que hacen negocios como empresas domésticas), pero eso dependerá del apoyo que eso reciba en la isla”, argumentó Farrow.


💬Ver 0 comentarios