Un grupo de sindicatos se manifestó contra la Junta en la Milla de Oro en Hato Rey. (horizontal-x3)
Un grupo de sindicatos se manifestó contra la Junta en la Milla de Oro en Hato Rey. (Juan Luis Martínez)

Washington - Decenas de personas participaron hoy de una manifestación frente a las oficinas del fondo de cobertura de riesgo Aurelius Capital Management, en Nueva York, como parte de la jornada “Se acabaron las promesas”, que tuvo lugar principalmente en San Juan.

Coincidiendo con el primer aniversario del nombramiento de los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas de Puerto Rico, diversas organizaciones convocaron a manifestaciones en San Juan, Nueva York y Chicago.

Aurelius – que tiene cerca de $468 millones en bonos del gobierno central de Puerto Rico-, es uno de los fondos de inversiones que ha impugnado el proceso de reestructuración de la deuda.

“Hablamos de lo que está pasando y el impacto que Aurelius ha tenido en Puerto Rico”, indicó Julio López Varona, portavoz de la coalición Hedge Clippers, que reúne a sindicatos y grupos cívicos en Estados Unidos.

López Varona señaló que Aurelius, con la impugnación que hace sobre la constitucionalidad de la Junta Fiscal, lo que verdaderamente busca es descarrilar el proceso de reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, que asciende a cerca de $130,000 millones cuando se suma la deuda de los sistemas de retiro de los empleados del gobierno.

En la protesta de Nueva York, el proyecto ReFund America distribuyó un informe actualizado que denuncia las estrategias de Wall Street y los fondos de cobertura de riesgo, durante la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico.

El informe, divulgado originalmente en julio, reclama además una auditoría forense de la deuda pública de la isla.

Ayer, además, el colectivo “Un Llamado a la Acción por Puerto Rico” desarrolló otra protesta frente a las oficinas de la Junta de Supervisión Fiscal, en el 26 Federal Plaza de Manhattan, en Nueva York.

“Denunciamos los ataques de la junta dictatorial y el gobierno colonial contra el pueblo trabajador, los estudiantes, las comunidades, las mujeres y los derechos ciudadanos en general” indicó, en una declaración escrita, Lorraine Liriano portavoz del grupo Un llamado a la Acción por Puerto Rico.

Liriano sostuvo que se protestó en contra del recorte de derechos de los empleados públicos y privados, “como días de vacaciones, feriados, de enfermedad (y) seguridad de empleo”, “el recorte salvaje” en el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico”, el cierre de escuelas públicas y la potencial “privatización del sistema de retiro de empleados públicos”.


💬Ver 0 comentarios