(horizontal-x3)
Esta mañana la Casa Blanca emitió una dura carta en la que expresa su desaprobación a que se asignen fondos adicionales al programa asistencia alimentaria de emergencia. (archivo)

Washington.- El Departamento de la Familia de Puerto Rico indicó este jueves que los fondos de asistencia alimentaria de emergencia que se han utilizado desde marzo pasado, y que se quieren renovar con otra partida de $600 millones, han beneficiado a alrededor de 279,000 personas en la Isla.

En octubre de 2017, el Congreso otorgó $1,270 millones en asistencia alimentaria a Puerto Rico para ayudar a suavizar la catástrofe que causó en Puerto Rico el huracán María, que asoló a la Isla un mes antes.

El dinero es independiente a los cerca de $1,800 millones que recibe la Isla cada año a través del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

Bajo un acuerdo con el Servicio de Alimentación y Nutrición (FNS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el gobierno de Puerto Rico utilizó esos fondos para ampliar el PAN, flexibilizando las normas de elegibilidad.

Aunque los números han variado de mes a mes, Frances Rodríguez, portavoz del Departamento de la Familia, sostuvo que en total han beneficiado a 279,000 personas o 125,000 familias. Además, han permitido incrementar los cheques que reciben los beneficiarios del PAN, que rondan los 1.3 millones de personas.

Rodríguez sostuvo que cada pago depende de los ingresos y la situación económica del beneficiario. “El plan se hizo para que el dinero asignado durara todo un año”, dijo.

Para extender los beneficios adicionales hasta septiembre, cuando termina el año fiscal federal, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares solicitó al Congreso una asignación de $600 millones. La Cámara baja, ahora dominada por los demócratas, acogió la idea.

Pero, en momentos en que el futuro de la legislación está en el aire – debido al debate sobre el cierre parcial del gobierno federal-, el gobierno de Donald Trump ha objetado esa asignación, lo que puede complicar el panorama en el Senado.

Para la Oficina de Presupuesto y Gerencia de la Casa Blanca (OMB), los $600 millones son una cantidad “excesiva e innecesaria”.


💬Ver 0 comentarios