"Son muchas leyes de las que estamos hablando y tenemos que asegurarnos que todo cuadre”, expresó María Milagros Charbonier, presidenta de la Comisión. (Juan Luis Martínez Pérez)

La Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes solicitó tiempo adicional al presidente del cuerpo legislativo para entregar la versión enmendada del proyecto de ley que crearía un nuevo Código Civil para Puerto Rico.

La presidenta de la Comisión, la representante María Milagros Charbonier, indicó ayer que aún faltan disposiciones por trabajar en la medida legislativa, por lo cual no se pudo cumplir con su plan para radicar la pieza el 15 de octubre.

No obstante, la legisladora señaló que han incorporado varias de las recomendaciones presentadas en las 16 vistas públicas que se realizaron para analizar el proyecto de la Cámara 1654. Entre ellos, Charbonier detalló que se eliminó un artículo en el Libro de Relaciones Jurídicas que establecía que una de las condiciones bajo las cuales se podía emitir una declaración de incapacitación parcial era si una embarazada consumía alcohol o drogas al punto que se considerara que representaba un riesgo para el feto.

“Eso se dejó a un lado”, sostuvo la representante.

Charbonier explicó que el grupo de asesores que labora en el proyecto de ley -compuestos por profesores de Derecho de varias universidades del país y exjueces, entre otros- se concentra actualmente en detallar cuáles serán los períodos de transición que se establecerán si la medida es aprobada y cambia el estado de derecho vigente.

Tenemos que ser bien cuidadosos, es algo bien complejo. Son muchas leyes de las que estamos hablando y tenemos que asegurarnos que todo cuadre”, expresó.

El Código Civil es el conjunto de reglas que rigen las relaciones personales en el país. La obra que está vigente data de 1930. Ante todos los cambios que supondría un nuevo Código Civil, Charbonier explicó que se establecerían unos términos en los cuales el documento anterior dejaría de estar vigente y el estado de derecho cambiaría, pero eso se debe realizar de forma ordenada para no crear caos en los tribunales ni confusión entre la ciudadanía.

Aún no hay fecha para la radicación de la medida con las enmiendas, pero Charbonier ha señalado que la intención es hacerlo lo más pronto posible de modo que el proyecto sea aprobado en la Cámara y pase luego al Senado. La actual sesión legislativa ordinaria termina el 13 de noviembre, peroel 8 es el último día para que los cuerpos legislativos aprueben medidas por primera vez. El presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, dijo hace dos semanas que no aprobarían proyectos importantes a la ligera, sin el debido análisis.

Ayer, la representante lamentó que -en una nota publicada por El Nuevo Día- activistas de derechos humanos criticaron muchos de los cambios que propone que el proyecto de ley que se discute en el Cámara de Representantes. De acuerdo a estos profesionales, múltiples disposiciones en la pieza legislativa atentan contra derechos ya reconocidos, como el derecho a la intimidad o el matrimonio entre personas del mismo sexo. Además, señalaron que podrían obstaculizar las investigaciones científicas en la isla y que contiene múltiples contradicciones.

Charbonier defendió el trabajo de su grupo de asesores, a quienes catalogó como profesionales “de primera y comprometidos” que realizan el trabajo “sin cobrar un centavo”.

Lo único que yo le pago es la comida”, señaló.

Del mismo modo, la representante sostuvo que aunque recibió los señalamientos de algunas de las entidades citadas por este diario, no recibió el “análisis jurídico” que justificara sus posturas.

Yo no puedo trabajar un Código Civil para un solo sector de la sociedad. Tiene que ser para todos. Tiene que estar atemperado al derecho, protegiendo a todos los sectores de la sociedad y que sea balanceado”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios