(semisquare-x3)
Raúl Maldonado. (Vanessa Serra Díaz)

A los legisladores que les toca atender más de cerca el presupuesto y otros asuntos relacionados al Departamento de Hacienda y a la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) les tomó por sorpresa el nombramiento de Raúl Maldonado a la silla del director de esta última agencia.

Por un lado, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, Antonio Soto, dijo que ya sabía sobre el nombramiento de Maldonado al cargo de jefe de Hacienda, pero desconocía del nombramiento a la silla de la OGP.

Soto indicó a periodistas en el Capitolio que no veía con buenos ojos que se separaran los cargos de titular de Hacienda y de principal oficial financiero (CFO, por sus siglas en inglés). Sin embargo, dijo que necesitaba tiempo para evaluar los dos nombramientos de Maldonado.

En medio de la entrevista surge la información de que Maldonado dirigirá tanto Hacienda como OGP.

“Me entero ahora por los medios de la designación a ambas plazas”, dijo Soto. “Quiero ver la información completa. Evidentemente, Raúl es una persona que tiene las cualificaciones y puede ejercer las funciones. Hubiese preferido que no se fusionaran lo que es OGP y Hacienda”.

En el caso de Migdalia Padilla, presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado, describió la situación como “novel”.

“Es la primera vez que se da”, dijo. “No creo que haya conflicto ético”.

El nombramiento de Maldonado a la silla de secretario de Hacienda tiene que ser evaluado por el Senado.


💬Ver 0 comentarios