Josué Colón solicitó a la Junta de Gobierno de la AEE, en febrero de 2016, la restitución de su pensión especial de retiro. (semisquare-x3)
Josué Colón solicitó a la Junta de Gobierno de la AEE, en febrero de 2016, la restitución de su pensión especial de retiro. (Juan Luis Martínez Pérez)

La posible designación de Josué Colón como principal oficial de Operaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) estaría retrasada por asuntos relacionados con su pensión de retiro y sus presuntos vínculos político partidistas, indicaron ayer fuentes de El Nuevo Día.

Según las fuentes, en el Sistema de Retiro de Empleados de la AEE, “hay un tranque” en torno a la pensión de Colón, quien se jubiló como directivo ejecutivo de la corporación pública en diciembre de 2012.

Cuatro años después, Colón solicitó a la Junta de Gobierno de la AEE la restitución de la pensión que el propio organismo rector le aprobó, pero luego revocó en medio de una controversia. Era una pensión equivalente al 72.5% de su salario, plan médico y otros beneficios.

Según las fuentes, si el pedido de Colón se resuelve a su favor, “crearía un disloque” en el Sistema de Retiro, ya que entre 30 y 45 jubilados tienen reclamos iguales o similares.

El Sistema de Retiro de la AEE tiene un déficit actuarial de más de $2,200 millones.

Otro asunto que tendría retrasado el posible nombramiento de Colón, añadieron las fuentes, es la demanda que el ingeniero radicó contra la AEE en reclamo también de que se restituya su pensión.

Según las fuentes, los estatutos (“bylaws”) de la AEE prohíben que un funcionario que ocupe -o vaya a ocupar- un puesto de confianza tenga demandas o recursos legales activos contra la corporación pública.

Un tercer argumento en contra de la designación sería su supuesto vínculo con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien recientemente ha protagonizado disputas públicas con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

El 19 de julio, El Nuevo Día reportó que La Fortaleza habría dado instrucciones para remover de sus puestos a cualquier funcionario de confianza que pudiera tener vínculos con Rivera Schatz. El secretario de la Gobernación interino, Luis Rivera Marín, rechazó los señalamientos.

De acuerdo con las fuentes, si Colón llega al puesto de principal oficial de Operaciones, Rivera Schatz “tendría el control” de la AEE e, incluso, regresarían a la corporación pública empleados que trabajan en destaque en el Senado.


💬Ver 0 comentarios