La representante Lourdes Ramos radicó un informe positivo sobre la medida. (GFR Media) (semisquare-x3)
La representante Lourdes Ramos radicó un informe positivo sobre la medida. (GFR Media)

La Cámara de Representantes aprobó, mediante votación a favor de 48 miembros, el proyecto de ley dirigido a establecer una "Licencia Especial para Empleados con Situaciones de Violencia Doméstica o de Género".

El Proyecto de la Cámara 2007, suscrito por la mayoría novoprogresista, recibió el aval de la Comisión de Asuntos de la Mujer que preside la vicepresidenta cameral Lourdes Ramos, quien radicó el informe positivo sobre el mismo.

La medida fue refrendada en vistas públicas por varias agencias gubernamentales, incluyendo la Oficina de la Procuradora de la Mujer, el Departamento del Trabajo, el Departamento de Justicia, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico, y la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos. También ofrecieron su perspectiva la Cámara de Comercio y la Asociación de Comercio al detal.

“Nuevamente damos un paso de avance en la ruta positiva de ayudar y proteger a las víctimas de situaciones de violencia doméstica y otras modalidades. Este gobierno responde con determinación ante el mal que nos golpea y que flagela principalmente a la integridad de la mujer y de la familia. Las víctimas no están solas”, indicó Ramos mediante comunicación escrita.

Ramos añadió que el proyecto creará una Licencia Especial de 15 días sin sueldo para empleados con situaciones de violencia doméstica o de género, maltrato de menores, hostigamiento sexual en el empleo, agresión sexual, actos lascivos o de acecho en su modalidad grave, indistintamente que exista o no una querella policiaca para atender los problemas que enfrenten por estas causas. 

La misma podrá utilizarse una vez se han agotado los días de vacaciones o de licencia por enfermedad. Además, podrá ser solicitada tanto por la víctima directa o por sus familiares que, usualmente, son sus únicos recursos de apoyo para atender una situación contra su integridad física y emocional. 

La representante añadió que, aunque sumamente repudiable y lamentable, el fenómeno de la violencia doméstica o de género no es exclusivo de la Isla, pues afecta a un tercio de todas las mujeres a nivel mundial.

La líder cameral explicó que muchas víctimas se han visto coartadas en sus lugares de empleo de la ayuda que proveen las múltiples leyes vigentes por la interpretación que algunos patronos han decidido adoptar. 

“Es el interés del Gobernador y de nuestra Cámara de Representantes proteger a las víctimas de estos delitos. Con esta medida eliminamos cualquier discreción que pretendan ejercer los patronos de negar a la víctima o a su familiar, el beneficio de una licencia sin paga para atender situaciones de maltrato”, sostuvo Ramos. 

Ramos, además, resaltó que la medida no limitará la interpretación de “buscar ayuda” a solamente incoar una acción en el tribunal. La licencia especial podrá ser usada para atender situaciones o trámites tales como obtener una orden de protección, acudir al tribunal, buscar asistencia legal, acudir a algún albergue o vivienda segura, acudir a citas médicas o visitar alguna clínica, hospital o especialista, orientarse y buscar cualquier tipo de ayuda o servicios. 

“El que las víctimas de estos delitos puedan asistir al tribunal, terapias o algún albergue sin que se vea afectada su permanencia de empleo, es un aspecto vital que reforzamos con este proyecto tanto al sector público como privado. Provee una protección integral y un apoyo solidario en momentos de grave riesgo a la salud física, emocional o mental”, aseguró Ramos.


💬Ver 0 comentarios