El presidente Donald Trump inspecciona los trabajos de construcción del muro fronterizo con México. (AP / Evan Vucci) (horizontal-x3)
El presidente Donald Trump inspecciona los trabajos de construcción del muro fronterizo con México. (AP / Evan Vucci)

Washington - El liderato del Congreso busca enderezar las negociaciones que persiguen aprobar todo el presupuesto para este año fiscal federal, evitar un cierre parcial del gobierno el viernes y autorizar nuevas asignaciones para jurisdicciones que, como Puerto Rico, se han enfrentado recientemente a un desastre natural.

Después de augurarse un acuerdo que permitiera asignar cerca de $2,000 millones para nuevas barreras físicas en la frontera con México, el presidente del Comité de Asignaciones del Senado estadounidense, Richard Shelby (Alabama), anunció hoy que las conversaciones estaban “estancadas” y, en entrevista con la cadena Fox se mostró pesimista sobre la posibilidad de lograr un acuerdo.

“Un cierre parcial del gobierno federal está técnicamente aún sobre la mesa”, dijo a NBC, por su parte, el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien, sin embargo advirtió que el presidente Donald Trump se ha mantenido fuera de las conversaciones que tienen lugar en un comité de conferencia del Congreso.

El grupo bipartidista busca principalmente un acuerdo sobre la exigencia de Trump de que se asignen $5,700 millones para financiar la construcción de partes de un muro en la frontera con México, un asunto que ya provocó 35 días de cierre parcial del gobierno federal.

Pero, las negociaciones se han paralizado debido a una propuesta demócrata que busca limitar el número de camas en los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE), con el propósito de impulsar que el gobierno de  Trump de prioridad al arresto de personas que cometen delitos graves, no a los que están aportando a la sociedad.

El liderato del Congreso ha querido tener un acuerdo para mañana lunes, para poder cumplir con las normas internas de ambas cámaras y lograr que una legislación se convierta en ley a más tardar el viernes. De no haber un acuerdo mañana lunes, las posibilidades de un nuevo cierre parcial del gobierno federal cobran fuerza.

El presupuesto temporal de oficinas como los departamentos de Vivienda, Seguridad Interna, Tesoro, Agricultura y Comercio, entre otros, expira el viernes. Sin un acuerdo, cerca de 800,000 trabajadores – incluidos 4,500 en la Isla-, volverán a quedarse sin cobrar sus salarios. Cerca de la mitad tendrán que seguir ejerciendo sus funciones, aunque no se les pague.

Como parte de las negociaciones, el liderato del Congreso espera insertar en la legislación gran parte del contenido del proyecto demócrata aprobado en la Cámara de Representantes que asigna a Puerto Rico $600 millones adicionales en fondos de asistencia alimentaria.

La legislación también reviviría la dispensa a los gobiernos de Puerto Rico e Islas Vírgenes en la aportación que requiere FEMA por los trabajos de remoción de escombros y medidas de emergencia que reembolsa esa oficina federal.

El proyecto cameral también incluye $25 millones para la restauración del Caño Martín Peña y $5 millones para estudiar el impacto que han tenido las asignaciones de emergencia para asistencia alimentaria en la Isla.

Este fin de semana, la congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York) sostuvo que el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), le indicó en una reunión con el Caucus Hispano del Congreso que, en palabras del senador, "si aquí no está el dinero como se ha propuesto para Puerto Rico ningún estado va a recibir nada".

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares estuvo el pasado martes con Schumer, quien le invitó al mensaje sobre el estado de la Unión en el que Trump reafirmó su reclamo a favor de la construcción de un muro en la frontera del sur.


💬Ver 0 comentarios