En el presente año fiscal federal -hasta los primeros días de agosto- ICE-HSI había recibido 1,638 referidos. (GFR Media) (semisquare-x3)
En el presente año fiscal federal -hasta los primeros días de agosto- ICE-HSI había recibido 1,638 referidos. (GFR Media) (ARCHIVO)

Las autoridades federales se mantienen en alerta ante la incidencia de explotación sexual de menores de edad en Puerto Rico.

Aunque los arrestos han mermado los últimos dos años fiscales, la Oficina de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE-HSI) informó que los referidos han aumentado, y que tienen un alto número de investigaciones en curso contra sospechosos de producir pornografía infantil o transportar a un menor con el propósito de inducirlo en conducta sexual ilegal.

“Puerto Rico sigue con una alta incidencia de crímenes sexuales contra menores”, subrayó el portavoz de ICE-HSI, Iván Ortiz. “Si hay una disminución (en los arrestos) en los últimos años, puede ser, en parte, porque hay más gente consciente por todos los esfuerzos de educación, pero la situación sigue alarmante”, agregó.

“Todos los días seguimos recibiendo querellas de la Policía, varias agencias estatales y federales, organizaciones sin fines de lucro y ciudadanos”, indicó. “Tenemos muchas investigaciones en curso que toman meses o más tiempo para poder llevarlas al tribunal”.

Ortiz dijo que la agencia no puede detallar públicamente cuántas pesquisas tiene en curso, pero destacó el incremento significativo en la cantidad de referidos que ha recibido la oficina de ICE-HSI en San Juan.

El funcionario informó que, durante el año fiscal del gobierno federal que terminó en septiembre de 2017, recibieron 341 referidos.

En contraste, según Ortiz, en el presente año fiscal federal -hasta los primeros días de agosto- ICE-HSI había recibido 1,638 referidos.

Abundó que, de ese monto, 1,600 son referidos del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos. El año fiscal anterior, esa entidad hizo 298 referidos.

“El Centro monitorea todo, y cualquier cosa sospechosa la refieren para investigación. Puede ser alguna foto u otras cosas que haya en páginas de internet o algo así. No todo resulta en investigaciones, acusaciones, pero todo se verifica”, explicó.

Poco después de que ICE se convirtiera en una agencia federal, lanzó la iniciativa “Operación Depredador”, que dejó 57 arrestos en seis años, entre 2003 y 2009.

Sin embargo, los seis años siguientes, del 2010 al 2016, la iniciativa alcanzó los 242 arrestos, lo que representó un aumento del 324%, destacó Ortiz.

El año con mayor cantidad de arrestos fue 2015, con un total de 65. En el 2016, arrestaron a 37, y el año siguiente, a 40.

“Hay más conciencia de parte de la gente, pero la exposición de los menores sigue aumentando a través de la tecnología. Duermen con los celulares, y las páginas de internet y redes sociales se convierten en un lugar fácil para los depredadores”, advirtió Ortiz.

Ese uso de la tecnología sin la supervisión de los tutores es lo que origina muchos casos investigados por la Policía, indicó la teniente Peregrina Marrero, de la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores.

“Los padres piensan que sus hijos ven canales de niños, pero ellos (los depredadores) también saben eso”, comentó Marrero.

“Diría que los más vulnerables son los preadolescentes... de 9 a 12 años. Pero, sin importar la edad, lo importante es estar atento a las señales, si cambia el comportamiento del niño o la niña. Si come menos, si se torna agresivo, si se aparta, y actuar rápido”, abundó.

No obstante, destacó que “ese uso de la tecnología también nos ayuda a identificar a los ofensores”.

“Por la naturaleza del delito, es más conveniente referirlo a las autoridades federales porque pueden procesarlo más rápidamente y evitar que sigan haciendo daño”, puntualizó Marrero.


💬Ver 0 comentarios