Amistades del fenecido empleado de la AEE se unieron ayer en una protesta realizada por la Utier frente al Cuartel General por el mal manejo del caso. (semisquare-x3)
Amistades del fenecido empleado de la AEE se unieron ayer en una protesta realizada por la Utier frente al Cuartel General por el mal manejo del caso. (Xavier J. Araújo Berríos)

La investigación administrativa para fijar responsabilidades por el abandono del cuerpo del empleado de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) Francisco Chevres Rivera dentro de una guagua en custodia policíaca tomará más de una semana, dijo ayer el comisionado de la Policía, Henry Escalera.

“Es muy rápido una semana. Hay que citar testigos, supervisores, todos los que fueron a la escena, para tener un cuadro claro”, dijo Escalera a El Nuevo Día.

Este diario supo que se está investigando el rol de hasta nueve uniformados. Escalera no confirmó el número, pero singularizó al agente de tránsito Carlos Ocasio Morales.

“El que inspeccionó, el que hizo la PPR-128 (formulario de registro), el agente investigador. Hay que ver todo el andamiaje”, dijo en alusión al documento que tiene que llenar todo policía tras ocupar un vehículo de motor.

La pesquisa es encabezada por la capitana Mabel Oliveras, de la Superintendencia Auxiliar de Responsabilidad Profesional (SARP). Ocasio Morales ya prestó una declaración el lunes ante el fiscal Josué Padilla.

Sobre la pesquisa criminal, ayer se dio un paso importante con la realización de la autopsia, pero aún no se ha divulgado el resultado.

Entre otras cosas, se busca determinar cómo el cuerpo de Chevres Rivera, de 46 años, terminó en el baúl de su guagua Mitsubishi Montero chocada contra un árbol el pasado jueves de madrugada en la carretera PR-165, en Dorado.

El comandante José Arocho, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, explicó que se entrevistó a amistades y a un pariente de Chevres Rivera que compartieron con él, la noche del miércoles, en un negocio de Guaynabo donde el hombre ingirió bebidas alcohólicas.

Arocho indicó que todo apunta a que el hombre no tuvo problemas con nadie en el lugar. La guagua Montero fue trasladada ayer al Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

También se investiga la forma, manera y momento de la muerte del Chevres Rivera, encontrado en estado de descomposición el lunes en la mañana.

La doctora en patología María Conte Miller, exdirectora del Instituto de Ciencias Forenses, dijo a este diario que el estado de descomposición del cadáver no es un impedimento, necesariamente, para determinar niveles de alcohol u otras sustancias, si la muerte fue por asfixia o algún trauma, e incluso se puede establecer un estimado de la hora de muerte.

Ante la ausencia de sangre analizable u orina, una alternativa para determinar alcohol o sustancias específicas es el líquido ocular u otros fluidos corporales.

“Hay limitaciones, pero se puede realizar la prueba”, dijo Conte Miller.

Con pruebas patológicas se puede establecer hiperglicemia o exceso de azúcar en la sangre, no así hipoglicemia. Se ha indicado que Chevres Rivera era diabético.

Aun con días de estado de descomposición, un patólogo puede determinar una causa de muerte, como puede ser distinguir entre una muerte instantánea o más lenta, tomando en cuenta otros elementos encontrados en la escena.

Gremios sacan la cara

El presidente del Sindicato de Policías, Ismael Rivera, y el vicepresidente de la Asociación de Policías Organizados, Gregorio Matías, afirmaron que Ocasio Morales no estaba autorizado a abrir el vehículo ni a entrar al mismo.

“La realidad es que hasta el propio comisionado de la Policía falló cuando hizo sus expresiones al prácticamente agenciar una responsabilidad a un agente que, por información que he tenido directa de los hechos ocurridos, puedo decir que actuó en completo orden y completa ley”, sostuvo Rivera.

Señaló que cuando la Policía ocupa un vehículo, se llena un documento conocido como la PPR-128, que “a lo que autoriza es hacer un inventario visual de lo que hay en ese vehículo”.

“No autoriza a entrar en el vehículo ni inspeccionar ese vehículo por dentro”, agregó.

Según Rivera, Ocasio Morales, como agente de tránsito, estaba limitado en las funciones que podía hacer al acudir a la escena de un choque de tránsito.

Investigadores consultados han dicho que el agente podía abrir el carro al tratarse de un caso que involucraba a una persona desaparecida.

Protestan en Hato Rey

Por su parte, un grupo de 50 empleados adscritos a la Unión de Empleados de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) protestaron ayer frente al Cuartel General en repudio a cómo se llevó a cabo la investigación en torno a la muerte de Chevres Rivera.

“Queremos dejar claro, de forma inicial, nuestra indignación sobre el manejo del caso. También, sin embargo, queremos llevar un mensaje mucho más amplio”, expresó Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Utier.

Un colega del fenecido, identificado como Gabriel Figueroa, recordó en la manifestación cuán “tremendo” era Chevres Rivera a nivel profesional y personal.


💬Ver 0 comentarios