Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

personas protestando (horizontal-x3)
Más de 150 personas se han dado cita esta tarde a la manifestación. (Suministrada)

Con pancartas que leen: “La justicia retrasada es justicia denegada”; “No a la violencia a manos del estado”, y “¡Se busca la justicia!”, un amplio grupo personas inició esta tarde una manifestación en las inmediaciones del Departamento de Justicia en San Juan para volver a exigir la renuncia del alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, por presunta conducta de hostigamiento sexual.

La manifestación inició a las 4:00 p.m. en el sector de Miramar, donde además exigen a la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, a culminar la investigación que realiza contra el funcionario.

El acto de protesta fue convocado por el Movimiento Amplio de Mujeres de Puerto Rico y la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora.

Según Eva Prados, portavoz del Movimiento Amplio de Mujeres, más de 150 personas se han dado cita esta tarde a esta manifestación, la tercera que realizan estos grupos desde que, hace unas semanas, salió a la luz pública el escándalo que rodea al alcalde de Guaynabo.

El pasado domingo 5 de marzo, el gobernador le pidió la renuncia a O'Neill al no quedar satisfecho con las explicaciones que dio el funcionario sobre una demanda que supuestamente transó por $450,000 con una mujer policía y su pareja, tras ser denunciado por hostigamiento sexual y agresión sexual. Según ha trascendido, el alcalde pagó una indemnización de $350,000 a la mujer y $150,000 a su compañero. 

“Alcaldes como O’Neill no pueden seguir aquí. De norte a sur de este a oeste mujeres exigen que se les respete”, son algunos de los estribillos que han cantado los manifestantes frente al Departamento de Justicia.

Prados indicó a endi.com que han pasado 10 días desde que el gobernador Ricardo Rosselló le pidió a O’Neill que abandonara el cargo de la poltrona municipal, pero nada ha pasado.

“Pese a las distintas informaciones que han surgido en su contra de conducta impropia, conducta delictiva de agresión sexual, el alcalde sigue como si nada en su puesto. Si fuera otro ciudadano ya estuviera arrestado y le hubieran radicado cargos, pero con el alcalde no ha pasado nada”, indicó Prados.

Por este caso, el Departamento de Justicia inició una pesquisa sobre las circunstancias en que la agente y O'Neill transaron la demanda.

El grupo de mujeres exigió a la secretaria de Justicia a cumplir con su deber ministerial y proceder con este caso de manera rápida, justa y sin trabas partidistas o presiones políticas para validar los derechos humanos de las víctimas.

“Como exprocuradora de las Mujeres, ella (Vázquez) debería estar consciente de las repercusiones de esta conducta de violencia contra las mujeres. Ella, que ha sido tan vocal, ha estado en silencio en este asunto. No hemos visto resultado de la investigación y el pueblo está esperando respuestas”, destacó la portavoz, al resaltar que esa inacción contra O’Neill lleva un mensaje de impunidad al País.

“El pueblo está sintiendo impunidad. Se están viendo privilegios para grupos particulares. El mensaje que está demostrando el Departamento de Justicia es que la ley no se aplica igual para todo el mundo y ese es un terrible mensaje”, puntualizó la fémina.

El Movimiento Amplio de Mujeres mantiene activa la solicitud de firmas para exigir la renuncia de O’Neill a la alcaldía guaynabeña. Al momento, el grupo ha logrado recoger más de 10,000 firmas, lo que, según Prados, demuestra un amplio repudio contra las actuaciones del alcalde.


💬Ver 0 comentarios