Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Entre los heridos de gravedad hay una niña de cinco años

El Club de Corredores de Circuito de Puerto Rico  (CCCPR) lamentó hoy, lunes, el suceso en el que una mujer falleció esta madrugada, después de que junto a su marido e hija de cinco años se viera involucrada en un accidente, causado por una presunta carrera de carros en el expreso Luis A. Ferré, entre Cayey y Caguas.

"Por más de 40 años, nuestro compromiso ha sido eliminar las carreras clandestinas educando y promoviendo un espacio ameno y seguro para el automovilismo. La situación que ocurrió anoche es lamentable y hoy una familia sufre por la irresponsabilidad de otros correr en la calle", dijeron en un comunicado.

"Tenemos un compromiso con continuar educando, ahora más que nunca, sobre la necesidad de utilizar espacios diseñados para alta velocidad en eventos que son avalados por nuestra organización y la Federación Internacional de Automovilismo en Puerto Rico", agregaron.

"Es importante mencionar que existe un protocolo para que alguien se convierta en piloto de automovilismo. En el CCCPR, ofrecemos clases con instructores apropiados que educan sobre la seguridad y manera responsable de guiar a alta velocidad. También realizamos eventos de competencia entre aquellos que cumplen con los estándares requeridos por ley, precisamente para 'curarnos' en la pista y jamás en la calle", añadieron.

A su vez, hicieron un llamamiento a la ciudadanía, "en especial a quienes les gusta ir por encima de la velocidad máxima en las carreteras, a que reflexionen sobre las consecuencias que sus acciones pueden tener en otros".

A eso de las 6:00 p.m. del domingo, una familia fue impactada por un conductor de un vehículo Acura, color blanco del 2005, que supuestamente regateaba con otros carros e impactó la guagua en que iba una mujer, un hombre y una niña de cinco años. 

Carmen Cartagena Alvelo, de 40 años, murió esta mañana en el Centro Médico de Ríos Piedras. La niña se encuentra en el mismo lugar en condición estable, pero con múltiples facturas. En cambio, su padre, David Nogueras Vázquez, resultó ileso del accidente.

El CCCPR es una institución sin fines de lucro que por los últimos 45 años se ha dado a la tarea de promover y fomentar el deporte del automovilismo en Puerto Rico mediante la organización, reglamentación, sancionar y llevar a efecto actividades en que puedan participar automóviles de carrera de circuito.


💬Ver 0 comentarios