Un paquete contenía bolsas de plástico con varios cientos de cápsulas, que mediante una prueba de campo resulto positivo a las propiedades del diazepam y opiáceos. (Suministrada)

Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de los Estados Unidos incautaron 37 libras (17 kilos) de varios narcóticos encontrados dentro de varios paquetes que llegaron al aeropuerto internacional Rafael Hernández en Aguadilla.

"Los contrabandistas buscan formas muy creativas para ocultar narcóticos", dijo en un comunicado Roberto Vaquero, subdirector de Operaciones de Campo para la Seguridad Fronteriza en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

"No obstante, nuestros oficiales están muy pendientes en la detección y confiscación de estas drogas peligrosas", destacó el funcionario.

El 25 de septiembre, los oficiales de CBP seleccionaron varios paquetes de mensajería para una inspección, lo que provocó que un canino de CBP alertara de dos paquetes, uno declarado como "suplementos de salud" con un valor de $100 y otro declarado como ropa con un valor de $1.

Un paquete contenía bolsas de plástico con varios cientos de cápsulas, que mediante una prueba de campo resulto positivo a las propiedades del diazepam y opiáceos.

El otro paquete tenía bolsas que contenían lo que parecían ser hojas de tabaco empapadas.

Las hojas se probaron resultando positivas a las propiedades de la cocaína, las anfetaminas y los opiáceos.

La misión de CBP es salvaguardar las fronteras de Estados Unidos, protegiendo así al público de personas y materiales peligrosos, al tiempo que mejora la competitividad económica global de la nación al permitir el comercio y los viajes legítimos, concluye el comunicado.


💬Ver 0 comentarios