Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Además de la mujer, otros dos agentes fueron sentenciados a dos años de cárcel. (GFR Media)

Una mujer fue sentenciada esta tarde a cuatro años de prisión por su participación en un esquema de soborno, conspiración, fraude y robo de identidad mientras trabaja como técnica en la oficina del Programa de Asistencia Médica en Santurce.

Karen Curet Nieves, evaluó y determinó la elegibilidad de los solicitantes de Mi Salud, ingresó datos en el sistema de Iniciativa Tecnológica Integrada de Medicaid (MEDITI, por sus siglas en inglés) y aprobó fraudulentamente los beneficios a participantes no elegibles a cambio de pagos en efectivo, indicó Fiscalía Federal en un comunicado de prensa.

La inscripción fraudulenta de estos participantes en el plan de salud- entre 2014 y 2015- causó que se desembolsaran fondos federales a organizaciones de manejo y cuidado al igual que primas mensuales.

Además del tiempo en la cárcel, Curet Nieves tendrá que devolver $20,000 al Departamento de Salud y completar 100 horas de labor comunitario.

Según el comunicado, la mujer aprobó el plan de Mi Salud a alrededor de 20 a 30 personas por semanas sin tan siquiera realizar una entrevista o determinar su elegibilidad a cambio de $10 cada uno en un espacio de 15 meses.

En febrero de 2016, un gran jurado acusó formalmente a Curet Nieves y a otros dos agentes del programa que participaron del soborno.

Ese mismo año estos dos agentes se declararon culpables y fueron sentenciados a 2 años en prisión con una multa de $20,000 cada uno.

Otras cinco personas actuaron como "corredores", solicitando y derivando personas hacia el fraudulento esquema. Cada uno presentó una declaración de culpabilidad.


💬Ver 0 comentarios