Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un jurado encontró culpable a Octavio Salas Cordero por el asesinato de su primo Agustín Areziaga Cordero. El veredicto fue unánime y el juez Hiram Cerezo presidió el proceso judicial.

La víctima, un contratista de Moca, fue asesinado y decapitado por Salas Cordero y su primo Erick Cordero Barreto, ambos de 17 años de edad.

El crimen – que conmocionó el País -  se registró  en septiembre de 2011 en la residencia del asesinado, quien residía en el sector Loma del barrio Voladoras de Moca.

Cordero Barreto ya se había declarado culpable, tras negociar una sentencia de 150 años de cárcel, ante el juez Jaime Rodríguez. 


💬Ver 0 comentarios