Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

La defensa del maestro de educación especial Christian Serrano Chang presentó esta tarde una moción de absolución perentoria y/o arresto del fallo condenatorio que un jurado emitió en su contra el pasado viernes.

En una decisión dividida, de 9 a 3, ocho mujeres y cuatro hombres encontraron al hombre culpable de un cargo de asesinato en la modalidad de maltrato intencional por la muerte del niño Dylan Díaz Salgado, hijo de su exnovia y coacusada Rayma Salgado Torres.

Ese mismo jurado declaró a Serrano Chang no culpable, en una decisión unánime, del cargo de asesinato con premeditación.

En una moción de siete páginas, los abogados Javier Santiago Santos, Harry Olivero Llorens y Goodwin Aldarondo Jiménez argumentaron que el fallo “es contrario a derecho y a la prueba presentada en corte”.

Para apoyar esta tesis, los abogados subrayaron que a nivel de vista preliminar solo se encontró causa para enjuiciar a Serrano Chang por el cargo de asesinato con premeditación.

“En el presente caso corresponde el arresto del fallo de inmediato, toda vez que el jurado ha emitido un fallo de culpabilidad no conforme a derecho al no haber tenido el Fiscal autoridad en ley para presentar la acusación en la modalidad del inciso (b) del artículo 93 del Código Penal. Por lo tanto, no es conforme a derecho dicho veredicto y es violatorio el mismo del debido proceso de ley”, afirman los abogados sobre el veredicto en la modalidad de maltrato intencional.

El arresto del fallo se solicita cuando se entiende que existe un defecto en la convicción, que impide poner en vigor una sentencia.

En este caso, de acuerdo a los abogados, el defecto consiste en acusar a Serrano Chang por dos modalidades diferentes de asesinato.

Como parte de los argumentos para pedir la absolución perentoria, los letrados argumentaron que los fiscales Wilson González Antongiorgi y José Alberto Acevedo Acevedo no presentaron prueba suficiente para probar el cargo imputado a Serrano Chang, quien se encuentra detenido en la cárcel de Aguadilla desde la noche del viernes.

Apuntaron que al jurado no se le presentó una definición de maltrato intencional y que dicho término no está definido en el Código Penal vigente, ni en la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores.

“Dentro de la teoría del fiscal y los argumentos de cierre éste nunca dirigió a que el acusado hubiese ocasionado la muerte por medio de maltrato intencional”, afirman.

Indican también que el maltrato intencional, según la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores, solo se extiende al padre, madre o persona responsable del menor.

Serrano Chang no estaba a cargo del menor, pero había iniciado una relación de noviazgo con Salgado Torres hacía unos 10 meses.

La jueza Iris Reyes Maldonado, del Tribunal de Arecibo, no tiene un término para atender esta moción. Podría acoger la petición, rechazarla o pedirle al Ministerio Público que se exprese antes de tomar una determinación.

La fortaleza de la prueba de los fiscales en este caso descansó en los testimonios de la madre de Dylan, quien declaró en contra de su expareja, tras recibir un acuerdo de inmunidad parcial que evitaría que cumpla una pena de cárcel por la muerte de su vástago, y en el testimonio de su hija de 5 años.

Salgado Torres implicó a su exnovio en la muerte del niño luego de alcanzar el acuerdo con el Ministerio Público. Previo a esta declaración, ofreció versiones contradictorias sobre los hechos que desembocaron en la muerte de su hijo el pasado 10 de agosto.

La hermana mayor de Dylan, por su parte, ofreció un testimonio que fue impugnado por la defensa. La pequeña, por un lado, señaló que el acusado golpeó a su hermano duro en el pecho y la espalda el día de su muerte. Pero, por otro lado, respondió que ensayó sus respuestas con el fiscal González Antongiorgi y que éste le indicó qué decir en la sala judicial.

Los abogados de defensa, por su parte, aseguraron que la niña fue manipulada para declarar en contra de su cliente.

Postularon también que fue Salgado Torres, quien tiene una querella pendiente ante el Departamento de la Familia por supuestamente negligencia médica contra Dylan, quien golpeó al niño para desquitarse por el coraje que sentía contra Serrano Chang.


💬Ver 0 comentarios